Ir al contenido principal

La banca se atiborra


Ahítos de millones deben de estar hoy los 800 bancos que ayer acudieron, como abejas a un panal de rica miel, a la suculenta y ventajosa subasta del Banco Central Europeo que regó la fiesta con la friolera de casi 530.000 millones de euros.

Si sumamos esa cantidad a la que se subastó el pasado mes de diciembre tendremos aproximadamente el PIB español de 2011 o el de Irlanda, Portugal y Grecia juntos. Y todo ello a unas condiciones tan ventajosas que ya las querría una pequeña empresa o un trabajador autónomo para salir del atolladero: el 1% de interés y tres años para devolverlo.

Los ingenuos, que aún los hay y muchos más de lo que cabría esperar en esta situación, auguran que esa lluvia de millones, ese gordo entre los gordos en pleno mes de febrero, servirá para que por fin fluya el crédito. 


Ojalá y fuera así pero mucho me temo que, tal y como ocurrió con la primera inyección de liquidez, los bancos no van a emplear ese maná en darles créditos a quienes de verdad lo necesitan sino, en todo caso, a quienes no lo necesitan en absoluto. Supongo que ya conocen el viejo y sabio refrán según el cual un banquero es un señor que te da un paraguas cuando hace sol y te lo quita cuando llueve.

Según algunas informaciones, los bancos españoles se quedaron ayer con una cuarta parte de los casi 530.000 millones de euros que subastó el Banco Central Europeo, un dinero que ahora emplearán en comprar deuda pública al Estado al 3% de interés, en sanear sus balances o en pagar sus propias deudas de financiación. Y los pequeños y medianos empresarios, los autónomos y las familias, que no vayan a pedir crédito porque – dicen los banqueros - su demanda no es solvente.

Que tampoco sueñen los ayuntamientos, endeudados hasta las cejas, con que los bancos no vayan a sacar tajada por hacer de pagadores de los proveedores públicos que, miren por dónde, son también las pequeñas empresas y los autónomos. Y ni por asomo abriguen esperanzas quienes tengan una hipoteca y no puedan pagarla sin quitarse la comida de la boca que acepten los bancos la dación en pago como forma de saldar la deuda o que se elimine de una vez la cláusula suelo.

Eso sí, que nadie toque los corralitos de las participaciones preferentes y otros productos tóxicos en los que –a la búsqueda desesperada de liquidez - han atrapado los bancos a un buen número de ciudadanos, según denuncian las organizaciones de consumidores y ante lo que el Banco de España calla y otorga. Que nadie levante la voz contra los abusos de la banca, que no se cuestionen los sueldos obscenos de sus directivos porque eso es demagógico, que nadie proteste porque en Berlín la señora Ángela Bismarck se oponga a que el Banco Central Europeo preste a los Gobiernos en apuros en lugar de a los bancos. Que nadie hable, que nadie perturbe la siesta de la banca tras el atracón de ayer. 

Comentarios

Entradas más visitadas

Con las cosas de volar no se juega

Está tardando el Gobierno de Canarias en exigir que el Ministerio de Fomento explique qué piensa hacer ante el escrito de las compañías aéreas quejándose de las condiciones en las que se aplica el descuento para volar al que tienen derecho los residentes en Canarias y Baleares. Según informa EL CONFIDENCIAL (leer) y reproduce CANARIAS 7, las principales aerolíneas del país se quejan de que la Administración les abona el descuento con hasta seis meses de retraso y proponen que pague intereses de demora o que abone directamente la rebaja a los usuarios que se benefician de ella. Como su negocio con Canarias no les debe parecer los suficientemente rentable, critican que deban hacer de intermediarias entre los beneficiarios del descuento y la administración. Dicho en otros términos: quieren que sean otros los que corran con el gasto para que a ellas les quede el beneficio limpio de polvo y paja. Con todo, lo más preocupante de su escrito es la insidiosa afirmación según la cual, en este …

Yo no fui a FITUR

En tono irónico me preguntaba ayer un amigo qué hacía que no estaba en FITUR, en donde nadie que se precie puede faltar estos días. Es cierto, no estoy en FITUR, no he estado nunca ni falta que me hace. Por lo general, a una feria turística de ese tipo suelen ir hoteleros, touroperadores, compañías aéreas y agencias de viaje a vender y comprar camas de hotel y vuelos a destinos como Canarias.  Como no soy nada de eso, nada se me ha perdido en FITUR. Esto tan elemental – al fin y al cabo las ferias siempre han sido un espacio para el negocio - se ve distorsionado por la abrumadora presencia de decenas de políticos con sus correspondientes séquitos de asesores y equipos de comunicación con todos los gastos pagados. No digo yo que no deban dejarse ver por FITUR el presidente del Gobierno y su consejero de Turismo, los presidentes de los cabildos o sus responsables turísticos y poco más. El turismo es un negocio privado al que el sector público le dedica ingentes recursos en promoción y s…

Tres muertos que nadie echará de menos

Este blog lleva más tiempo inactivo del que me hubiera gustado. Hoy, sin embargo, he sentido la necesidad casi visceral de reactivarlo. Ha sido al leer una noticia de EL DÍA (leer aquí en la que se cuenta que tres indigentes han muerto en la última semana en las calles de Santa Cruz de Tenerife. Uno, el de más edad, apareció muerto bajo un puente, el segundo en unas chabolas y el tercero a las puertas del albergue municipal. Y eso es prácticamente todo lo que se sabe de estas tres personas y de las circunstancias de su muerte. Cuenta EL DÍA que el concejal de Servicios Sociales se ha limitado a decir que los tres “han muerto en donde han vivido”. Y ni una palabra más, ni una promesa de investigación de las circunstancias de estas tres muertes para saber cómo se llamaban, de dónde venían, por qué estaban en la calle y si estaban enfermos y recibían algún tipo de atención;  ni una frase de condolencia ni un propósito de encontrar las soluciones para evitar que vuelva a pasar: solo sil…