Ir al contenido principal

Oliver y Benji al rescate


Las auditoras ya conocidas en los altos círculos de las finanzas españolas como Oliver y Benji han concluido que la fiebre que le ha provocado a la banca el atracón de ladrillos se cura con 62.000 millones de euros, eso sí, en "el peor de los escenarios".  Me conmueve la sensibilidad teatral de estos fríos ases de la calculadora, aunque no me queda muy claro si el "peor de los escenarios" es el actual o la parousía anunciada en la Biblia con los cielos abiertos de par en par, los ángeles tocando las trompetas y Dios presidiendo el Juicio Final desde su trono.

Por decirnos algo que ya se intuía, Oliver y Benji se embolsarán dos millones de euros. No dudo de la capacidad de estos linces de la contabilidad para calibrar el grosor, la solidez y el tamaño de la costra de hormigón que los consejos de administración de los bancos fueron metiendo debajo de las alfombras de sus salas de reunión mientras duró la burbuja inmobiliaria. Sin embargo, su trabajo lo habría hecho gratis el Banco de España si no fuera porque si en Berlín ya no se fían ni de nuestros pepinos menos lo iban a hacer de esa egregia institución.

Fiel a su estilo de explicar con claridad y rapidez los acontecimientos económicos del país, Mariano Rajoy ha dicho que la cifra calculada por Oliver y Benji es "certera", "creíble" y "manejable". Vamos por partes: desconozco qué datos tiene Rajoy para decir que la cifra es "certera" más allá de las propias estimaciones de las auditorias. Esperemos que nos lo explique en el debate del estado de la nación de 2018.

También sorprende que la califique de "creíble" sin esperar a los mercados y sus sicofonías que, de hecho, se han tomado la noticia con un evidente escepticismo. Lo de "manejable" ya es más complicado de entender: ¿para quién es manejable? ¿para los bancos? ¿para los contribuyentes?. Tampoco me queda claro.

Creo más bien que lo único "cierto" y "creíble" es que el coste del tratamiento para bajarle la fiebre a los bancos saldrá de una forma u otra de nuestros bolsillos por la vía de una nueva tanda de ajustes y recortes mientras el grifo del crédito sigue criando telarañas.

¡Y yo que había pensado emigrar a las Salomón!

Comentarios

Entradas más visitadas

Con las cosas de volar no se juega

Está tardando el Gobierno de Canarias en exigir que el Ministerio de Fomento explique qué piensa hacer ante el escrito de las compañías aéreas quejándose de las condiciones en las que se aplica el descuento para volar al que tienen derecho los residentes en Canarias y Baleares. Según informa EL CONFIDENCIAL (leer) y reproduce CANARIAS 7, las principales aerolíneas del país se quejan de que la Administración les abona el descuento con hasta seis meses de retraso y proponen que pague intereses de demora o que abone directamente la rebaja a los usuarios que se benefician de ella. Como su negocio con Canarias no les debe parecer los suficientemente rentable, critican que deban hacer de intermediarias entre los beneficiarios del descuento y la administración. Dicho en otros términos: quieren que sean otros los que corran con el gasto para que a ellas les quede el beneficio limpio de polvo y paja. Con todo, lo más preocupante de su escrito es la insidiosa afirmación según la cual, en este …

Yo no fui a FITUR

En tono irónico me preguntaba ayer un amigo qué hacía que no estaba en FITUR, en donde nadie que se precie puede faltar estos días. Es cierto, no estoy en FITUR, no he estado nunca ni falta que me hace. Por lo general, a una feria turística de ese tipo suelen ir hoteleros, touroperadores, compañías aéreas y agencias de viaje a vender y comprar camas de hotel y vuelos a destinos como Canarias.  Como no soy nada de eso, nada se me ha perdido en FITUR. Esto tan elemental – al fin y al cabo las ferias siempre han sido un espacio para el negocio - se ve distorsionado por la abrumadora presencia de decenas de políticos con sus correspondientes séquitos de asesores y equipos de comunicación con todos los gastos pagados. No digo yo que no deban dejarse ver por FITUR el presidente del Gobierno y su consejero de Turismo, los presidentes de los cabildos o sus responsables turísticos y poco más. El turismo es un negocio privado al que el sector público le dedica ingentes recursos en promoción y s…

Tres muertos que nadie echará de menos

Este blog lleva más tiempo inactivo del que me hubiera gustado. Hoy, sin embargo, he sentido la necesidad casi visceral de reactivarlo. Ha sido al leer una noticia de EL DÍA (leer aquí en la que se cuenta que tres indigentes han muerto en la última semana en las calles de Santa Cruz de Tenerife. Uno, el de más edad, apareció muerto bajo un puente, el segundo en unas chabolas y el tercero a las puertas del albergue municipal. Y eso es prácticamente todo lo que se sabe de estas tres personas y de las circunstancias de su muerte. Cuenta EL DÍA que el concejal de Servicios Sociales se ha limitado a decir que los tres “han muerto en donde han vivido”. Y ni una palabra más, ni una promesa de investigación de las circunstancias de estas tres muertes para saber cómo se llamaban, de dónde venían, por qué estaban en la calle y si estaban enfermos y recibían algún tipo de atención;  ni una frase de condolencia ni un propósito de encontrar las soluciones para evitar que vuelva a pasar: solo sil…