Ir al contenido principal

Ryanair: cuando volar es una experiencia única

Nunca antes volar había sido tan emocionante y más que se va a poner. Ryanair, la sin par compañía irlandesa de bajo coste y bajos vuelos, exigirá a sus pasajeros que lleven consigo un bidón de gasolina de 20 litros para poder embarcar. Para evitar incomodidades y manchas en las manos y en la ropa, quienes lo deseen tendrán la opción de pagar el combustible en el aeropuerto según la cotización que marque ese día el barril de Brent más un sobrecoste del 50% por gastos de gestión. La aerolínea ha advertido de que mientras sus pasajeros no presenten el bidón o lo paguen en el momento de la facturación. el avión no podrá despegar.

La única pega es que se prohibirá llevar equipaje de mano – aunque, al fin y al cabo, quién lleva equipaje de mano ni de ningún otro tipo con Ryanair - con el fin de utilizar los compartimentos situados encima de sus asientos para colocar el respectivo bidón de gasolina y tenerlo siempre a mano en caso de prioridad para el aterrizaje.

También será obligatorio llevar un bote tamaño familiar de oro matón para que no se repitan los picores que sufrió el pasaje de un vuelo de Ryanair en Italia, sorprendido por el ataque feroz de una legión de chinches. A quienes justifiquen con tres certificados médicos algún tipo de alergia al flis contra cucas y chinches se le permitirá embarcar con la condición ineludible de que limpien los servicios, le pasen a fondo la aspiradora al avión y recojan los restos de comidas y bebidas y los periódicos arrugados – quienes hayan comprado todo eso en el aeropuerto – que dejaron los pasajeros del vuelo anterior.

Al hacer la reserva online habrá que adquirir una mascarilla de oxígeno y un chaleco salvavidas. Para darle más emoción y suspense al vuelo, en lugar de explicar con voz cansina y gestos mecánicos cómo se coloca la mascarilla o el chaleco, la tripulación recorrerá los asientos e irá entregando ambas cosas a los pasajeros junto con un pequeño manual de instrucciones en inglés y sin admitir preguntas.

Aunque de momento no será obligatorio, la web de Ryanair ya recomienda a sus clientes llevar consigo un libro de oraciones y al menos un rollo de papel higiénico ante la posibilidad de que en una improbable despresurización de la cabina el pomo se les suba a la coronilla y lo pongan todo perdido. Si lo necesitan, los olvidadizos y los optimistas que siempre creen que no va a pasar nada podrán adquirirlo a bordo con un recargo del 75%.

Durante el vuelo, se invitará a los pasajeros a escribir atentas cartas a los medios de comunicación, a la ministra de Fomento y a las autoridades de aviación civil. Para ello, Ryanair recomienda que se lleve papel y lápiz de casa aunque la compañía lo suministrará amablemente a bordo si es necesario con un recargo por gastos de gestion, sobres y sellos del 40%.



De acuerdo a un modelo que se repartirá entre los pasajeros, estos deberán explicar que es rotundamente falso que los altos ejecutivos de la compañía presionan a los pilotos para que pongan poco combustible, que los aviones sean pocilgas voladoras llenas de chinches y que un vuelo sin una buena despresurización de la cabina es de las experiencias más aburridas que puede vivir un ser humano volador. Los más entusiastas pueden incluso dedicarle algún insulto a la indecisa y meditabunda ministra de Fomento y afearle haber dicho que se estudiarán sanciones y hasta la retirada de la licencia de vuelo a Ryanair.

Con este trajín – colocar el bidón de gasolina, leer e intentar comprender las instrucciones del chaleco y la mascarilla, comprobar que el oro matón y el papel higiénico están en su sitio, rezar el rosario y recitar las letanías, estar atento a cualquier ruido sospechoso y escribir la carta – los pasajeros notarán que el vuelo se pasará volando.

Una vez finalizado éste - con suerte - sin incidentes de ningún tipo, una vocecita enlatada les agradecerá haber volado con Ryanair y expresará el deseo de la compañía de volver a verles nuevamente a bordo. Ni lo dude, viaje de nuevo con ellos y deje atrás esos soporíferos vuelos de otras compañías en los que casi nunca pasa nada emocionante y en los que a los pasajeros se les trata generalmente con correcta cortesía. Todo eso ha pasado de moda: con Ryanair, volar puede ser una experiencia única y tal vez irrepetible.

Comentarios

Entradas más visitadas

Con las cosas de volar no se juega

Está tardando el Gobierno de Canarias en exigir que el Ministerio de Fomento explique qué piensa hacer ante el escrito de las compañías aéreas quejándose de las condiciones en las que se aplica el descuento para volar al que tienen derecho los residentes en Canarias y Baleares. Según informa EL CONFIDENCIAL (leer) y reproduce CANARIAS 7, las principales aerolíneas del país se quejan de que la Administración les abona el descuento con hasta seis meses de retraso y proponen que pague intereses de demora o que abone directamente la rebaja a los usuarios que se benefician de ella. Como su negocio con Canarias no les debe parecer los suficientemente rentable, critican que deban hacer de intermediarias entre los beneficiarios del descuento y la administración. Dicho en otros términos: quieren que sean otros los que corran con el gasto para que a ellas les quede el beneficio limpio de polvo y paja. Con todo, lo más preocupante de su escrito es la insidiosa afirmación según la cual, en este …

Yo no fui a FITUR

En tono irónico me preguntaba ayer un amigo qué hacía que no estaba en FITUR, en donde nadie que se precie puede faltar estos días. Es cierto, no estoy en FITUR, no he estado nunca ni falta que me hace. Por lo general, a una feria turística de ese tipo suelen ir hoteleros, touroperadores, compañías aéreas y agencias de viaje a vender y comprar camas de hotel y vuelos a destinos como Canarias.  Como no soy nada de eso, nada se me ha perdido en FITUR. Esto tan elemental – al fin y al cabo las ferias siempre han sido un espacio para el negocio - se ve distorsionado por la abrumadora presencia de decenas de políticos con sus correspondientes séquitos de asesores y equipos de comunicación con todos los gastos pagados. No digo yo que no deban dejarse ver por FITUR el presidente del Gobierno y su consejero de Turismo, los presidentes de los cabildos o sus responsables turísticos y poco más. El turismo es un negocio privado al que el sector público le dedica ingentes recursos en promoción y s…

Tres muertos que nadie echará de menos

Este blog lleva más tiempo inactivo del que me hubiera gustado. Hoy, sin embargo, he sentido la necesidad casi visceral de reactivarlo. Ha sido al leer una noticia de EL DÍA (leer aquí en la que se cuenta que tres indigentes han muerto en la última semana en las calles de Santa Cruz de Tenerife. Uno, el de más edad, apareció muerto bajo un puente, el segundo en unas chabolas y el tercero a las puertas del albergue municipal. Y eso es prácticamente todo lo que se sabe de estas tres personas y de las circunstancias de su muerte. Cuenta EL DÍA que el concejal de Servicios Sociales se ha limitado a decir que los tres “han muerto en donde han vivido”. Y ni una palabra más, ni una promesa de investigación de las circunstancias de estas tres muertes para saber cómo se llamaban, de dónde venían, por qué estaban en la calle y si estaban enfermos y recibían algún tipo de atención;  ni una frase de condolencia ni un propósito de encontrar las soluciones para evitar que vuelva a pasar: solo sil…