Ir al contenido principal

Buscando a Alfredo

El PP y el Gobierno echan mano todos los días de la herencia económica que les dejó el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. Es el mantra cotidiano con el que pretenden justificar las políticas de recortes que están desfigurando hasta dejarlo irreconocible el estado del bienestar. Nadie, ni siquiera el propio PSOE, niega a estas alturas que Zapatero estuvo lento de reflejos a la hora de reconocer el túnel económico en el que estaba entrando el país y al que aún no se le ve la salida ni de lejos.

Ese hecho y el dudoso honor de haber sido el primero en plegarse a los dictados de los mercados y estrenar la tijera de los recortes, llevaron al PSOE a la debacle electoral hace ahora casi un año, aunque la cuesta abajo ya había empezado en las autonómicas y locales de mayo con el PP haciendo la ola en todo el país. En todo este tiempo – casi un año y medio - los socialistas no han conseguido recuperarse lo más mínimo de un descalabro que le está viniendo muy bien al PP aunque, como es natural, de esta otra herencia de Zapatero no digan ni una palabra los dirigentes populares y los miembros del Gobierno.


Después de salvar los muebles por la mínima en las elecciones andaluzas y obtener el Gobierno de la Junta gracias a Izquierda Unida, el PSOE ha vuelto a llevarse dos serios reveses electorales – en buena medida previsibles – en los recientes comicios vascos y gallegos. En el País Vasco ha cedido un amplio espacio político al nacionalismo y en Galicia, la irrelevancia de su candidato Patxi Vázquez y la abstención, le han servido en bandeja la mayoría absoluta reforzada al popular Núñez Feijóo.

Antes dos bofetadas electorales simultáneas – no por esperadas menos dolorosas – la reacción en las filas socialistas ha sido la de minimizar los daños y anunciar con la boca pequeña que toman nota de lo ocurrido. Respuesta tan pobre a una situación tan grave – la más grave del partido en los últimos 35 años, según Juan Fernando López Aguilar – es cuando menos decepcionante y permite comprender con meridiana claridad la creciente desafección ciudadana hacia el PSOE, que este pasado domingo se ha dejado en el camino hacia las urnas nada menos que 337.000 votos entre Galicia y el País Vasco.

Tamaño descalabro y su correlativa irrelevancia en la política nacional, no parecen ser causas suficientes para que la dirección socialista se plantee de una vez la imperiosa necesidad de refundar el partido desde sus cimientos y convertirlo en una fuerza política capaz de conectar con las aspiraciones de una gran parte de la sociedad española, más huérfana que nunca de proyectos alternativos creíbles al neoliberalismo rampante y a las suicidas políticas de austeridad.

Por no plantearse, ni siquiera entra en sus cálculos hacer mudanzas en la actual dirección del partido, tal vez esperando un más que improbable milagro en las elecciones catalanas del próximo mes que contribuya a restañar unas heridas ya demasiado gangrenadas como para curarlas con cirugía menor de meros cambios de nombre a mayor gloria de la dirección.

Y, a todo esto ¿qué dice Alfredo Pérez Rubalcaba? Nada de nada. Dos días después del batacazo electoral vasco – gallego, el secretario general del PSOE aún no ha encontrado un hueco en su agenda para hacer autocrítica y decir si piensa seguir al frente de un partido en crisis. Porque parece claro que cuanto más tiempo permanezca al frente del PSOE y cuanto más se demore la refundación socialista, más lejos estará también la salida del túnel en el que entró el partido junto con la crisis económica.

Comentarios

Entradas más visitadas

Con las cosas de volar no se juega

Está tardando el Gobierno de Canarias en exigir que el Ministerio de Fomento explique qué piensa hacer ante el escrito de las compañías aéreas quejándose de las condiciones en las que se aplica el descuento para volar al que tienen derecho los residentes en Canarias y Baleares. Según informa EL CONFIDENCIAL (leer) y reproduce CANARIAS 7, las principales aerolíneas del país se quejan de que la Administración les abona el descuento con hasta seis meses de retraso y proponen que pague intereses de demora o que abone directamente la rebaja a los usuarios que se benefician de ella. Como su negocio con Canarias no les debe parecer los suficientemente rentable, critican que deban hacer de intermediarias entre los beneficiarios del descuento y la administración. Dicho en otros términos: quieren que sean otros los que corran con el gasto para que a ellas les quede el beneficio limpio de polvo y paja. Con todo, lo más preocupante de su escrito es la insidiosa afirmación según la cual, en este …

Yo no fui a FITUR

En tono irónico me preguntaba ayer un amigo qué hacía que no estaba en FITUR, en donde nadie que se precie puede faltar estos días. Es cierto, no estoy en FITUR, no he estado nunca ni falta que me hace. Por lo general, a una feria turística de ese tipo suelen ir hoteleros, touroperadores, compañías aéreas y agencias de viaje a vender y comprar camas de hotel y vuelos a destinos como Canarias.  Como no soy nada de eso, nada se me ha perdido en FITUR. Esto tan elemental – al fin y al cabo las ferias siempre han sido un espacio para el negocio - se ve distorsionado por la abrumadora presencia de decenas de políticos con sus correspondientes séquitos de asesores y equipos de comunicación con todos los gastos pagados. No digo yo que no deban dejarse ver por FITUR el presidente del Gobierno y su consejero de Turismo, los presidentes de los cabildos o sus responsables turísticos y poco más. El turismo es un negocio privado al que el sector público le dedica ingentes recursos en promoción y s…

Tres muertos que nadie echará de menos

Este blog lleva más tiempo inactivo del que me hubiera gustado. Hoy, sin embargo, he sentido la necesidad casi visceral de reactivarlo. Ha sido al leer una noticia de EL DÍA (leer aquí en la que se cuenta que tres indigentes han muerto en la última semana en las calles de Santa Cruz de Tenerife. Uno, el de más edad, apareció muerto bajo un puente, el segundo en unas chabolas y el tercero a las puertas del albergue municipal. Y eso es prácticamente todo lo que se sabe de estas tres personas y de las circunstancias de su muerte. Cuenta EL DÍA que el concejal de Servicios Sociales se ha limitado a decir que los tres “han muerto en donde han vivido”. Y ni una palabra más, ni una promesa de investigación de las circunstancias de estas tres muertes para saber cómo se llamaban, de dónde venían, por qué estaban en la calle y si estaban enfermos y recibían algún tipo de atención;  ni una frase de condolencia ni un propósito de encontrar las soluciones para evitar que vuelva a pasar: solo sil…