Ir al contenido principal

Españoleando

Después de escuchar al ministro de Educación, José Ignacio Wert, proclamar que “el objetivo del Gobierno es españolizar a los alumnos catalanes” corro en busca del Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua y me encuentro con estos tres significados de la palabra españolizar: a) dar carácter español; b) dar forma española a un vocablo o expresión de otro idioma; c) tomar carácter español o forma española. 
 
Tengo para mi que ninguna de estas tres acepciones se compadece mucho con lo que añadió a continuación el ministro para justificar el objetivo españolizador: conseguir que los alumnos se sientan tan orgullosos de ser catalanes como españoles. De acuerdo con las palabras del ministro y con el significado canónico de españolizar, sólo se puede ser español o catalán, las dos cosas a un mismo tiempo son un contrasentido.

¿Se inspiró Wert en esta viñeta de 1937?

Me pregunto si entre los objetivos del ministro y del Gobierno del que forma parte también figuran desvasquizar, desgalleguizar, descanarizar, desvalencianizar o desandalucizar, etc. a los respectivos alumnos de esos territorios y todo parece indicar que así será, ahora que el Ministerio va a ejercer un mayor control sobre los contenidos educativos que se imparten en las comunidades autónomas. Quisiera creer que el ministro pronunció su frase lapidaria influido por la proximidad del Día Nacional que se celebra mañana y que, a lo peor, le gustaría que se volviera a llamar Día de la Raza como en los viejos y buenos tiempos.

Opino, sin embargo, que lo que el ministro buscaba era atizar un poco más la hoguera del independentismo catalán en línea con las manifestaciones de otros dirigentes populares o miembros del Gobierno como el propio presidente Rajoy, que ha pasado de la algarabía y el lío al disparate colosal para referirse a lo que pasa en Cataluña. El objetivo último de esa estrategia de confrontación entre el nacionalismo español, jaleada por los medios afines al Gobierno, y el catalán parece apuntar en al menos dos direcciones: correr una espesa cortina de humo sobre los verdaderos problemas del país y mostrar músculo ante las aspiraciones soberanistas catalanas para rebañar algunos votos entre los catalanes españolizados en la cita electoral de noviembre.

Es una postura peligrosa y suicida porque va en sentido contrario a la necesidad de serenar los ánimos en un país que ya tiene demasiados incendios declarados como para atizar uno más, el de la españolización. Es cierto que en comunidades autónomas como Cataluña se ha hecho un uso abusivo de la llamada inmersión lingüística en detrimento del castellano, corregido luego a través de sentencias emitidas por el Tribunal Supremo.

Sobra por tanto la españolización que predica Wert porque tiene todo el aroma rancio de la época en la que el uso del catalán y otras lenguas se perseguía y castigaba y porque a todo un ministro de Educación se le supone que debe de manejar los conceptos y las palabras con mucha más exquisitez en lugar de buscar el aplauso que hoy le brindan unánimes los medios afines al Gobierno.

En realidad, todo esto da mucha pena y no contribuye en nada a mejorar el ánimo de un país golpeado por la crisis: en un mundo cada vez más mundializado en el que las fronteras empiezan a ser cosa del pasado, estos añejos debates de identidad excluyente por una y otra parte carecen de cualquier sentido y son una muestra más de falta de responsabilidad pública ante los verdaderos y graves problemas económicos del país.

Comentarios

Entradas más visitadas

El rapto místico de Carlos Alonso

En un rapto místico digno de Santa Teresa, el presidente del cabildo de Tenerife acaba de proponer  que la virgen de Candelaria sea declarada presidenta honorífica de la corporación insular. Tal vez transportado por la visión divina, Carlos Alonso olvidó por completo lo que dice el artículo 16.3 de la Constitución Española: Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”. Dudo que las “consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones” a las que alude la Constitución incluyan convertir a las patronas, por muy patronas archipielágicas que sean, según Alonso, en presidentas de una institución política como un cabildo. Claro que no soy doctor en teología e igual estoy equivocado de medio a medio. De hecho, Alonso se provee de poderosas razones teológicas para sust…

Totorotas en la nieve

Cuando caen unos cuantos copos de agua nieve nos volvemos locos y lo dejamos todo atrás: trabajo, colegio, el potaje y las actividades extraescolares. Y es que cuando nieva organizamos el peregrinaje a la cumbre de Gran Canaria en menos de lo que se deslíe un carámbano. Nos apasiona tanto chapotear en la nieve, hacer muñequitos poniéndoles un palito a modo de brazos y posándolos sobre el capó del fotingo a ver si llega a Las Palmas sin que lo derrita el calor del motor, que ni nos paramos a pensar si estamos cometiendo una totorotada. Da igual que los responsables del cabildo se desgañiten en los medios y en las redes sociales recomendando, por favor, que nos lo tomemos con calma y no colapsemos los accesos a la cumbre. Nos da exactamente igual que la Guardia Civil, que seguramente tendrá cosas mucho más importantes que hacer que vigilar nuestras totorotadas, también recomiende precaución a los fitipaldis a los que les encanta derrapar en el hielo y ponga sus coches como parapeto par…

Mariano for ever

“Sí, es cierto que el PP se financiaba con dinero negro”. Literalmente lo dijo ayer Ricardo Costa, el que fuera secretario del PP valenciano, en el juicio a la rama de la Gürtel en esa comunidad. Ha dicho también que Francisco Camps, quien fuera presidente valenciano apoyado por Rajoy hasta que la Justicia lo condenó por corrupto, pidió organizar actos “complementarios” a los mitines del presidente en la plaza de toros que se terminaron pagando con dinero negro que pusieron los empresarios. No ha sido Costa el único que en los últimos días ha puesto negro sobre blanco las andanzas del PP para financiarse. Los empresarios acusados en la Gürtel que hace una semana declararon en la Audiencia Nacional, admitieron también haber pagado dinero en b a la trama corrupta liderada por Francisco Correa. Pedro J. Ramírez, director de EL ESPAÑOL y ex de EL MUNDO, compareció el martes en la comisión del “caso Bárcenas” del Congreso y dejó caer algunas perlas cultivadas. Durante las más de tres horas…