Ir al contenido principal

Un rescate, dos rescates...una huelga, dos huelgas

Se le acumulan los rescates y las huelgas generales al Gobierno de Mariano Rajoy. El primero de ellos, derivado de la mala cabeza de la banca, lo terminaremos pagando todos los ciudadanos, como era de prever. Tras la cumbre europea de ayer se aleja, al menos hasta 2014, la posibilidad de que los 40.000 millones de euros que – dicen – necesita la enladrillada banca española para sanearse no acaben engrosando la deuda pública del Estado. 



La causa es que Alemania y sus austeros socios no están dispuestos a que antes de esa fecha se pueda recapitalizar directamente a los bancos con problemas. Ya se verá entonces cuáles merecen recibir dinero fresco y cuáles no y en qué condiciones. En otras palabras: nos tocará apechugar con las consecuencias de los desmanes de los banqueros. Es el gran lema de esta crisis provocada por los bancos: que la paguen quienes la sufren.
Del segundo rescate, el pata negra, dicen que no se habló oficialmente en la cumbre europea de anoche, lo que no quiere decir que no se hablara extraoficialmente por los pasillos o tomándose un cafelito. De la inminencia de ese rescate se ha hablado mucho en los últimos días en los medios y en los mercados. Un cúmulo de circunstancias – bajada de la prima de riesgo, agencias de calificación conteniéndose a la hora de degradar la deuda española, subida de las bolsas – hacían prever y lo siguen haciendo - que el rescate es cosa sólo de días.


El Gobierno ni siquiera lo había negado hasta que anoche Rajoy aseguró que del rescate, “mientras él no lo diga, no hay nada de nada”. Muchas ínfulas parece mostrar el presidente, sabiendo como sabe que, por mucho que en público diga otra cosa, la última palabra la tendrá, como en casi todo lo que tiene que ver con la salida de la crisis, Ángela Merkel. Cabe recordar que el rescata de la banca se negó hasta unas horas antes de pedirlo públicamente.

Lo que Rajoy necesita es tiempo para que pasen las elecciones gallegas y vascas a la vez que busca subterfugios como el rescate virtual para que parezca como que no lo ha pedido y evitar de ese modo el inevitable estigma político que se cierne sobe su cabeza. A base de marear la perdiz y mantener a todo el país en la más absoluta incertidumbre y zozobra económica sobre cuándo pedirá la ayuda – que la pedirá – no hay duda de que lo está consiguiendo.

 En realidad, detrás del galimatías de un rescate con más esquinas que el cubo de Rubik, hay una palabra clave: austeridad, a toda costa y cueste lo que cueste. De ahí no salimos ni que lo recomiende el mismísimo Fondo Monetario Internacional, algunos premios Nobel de economía y hasta el frutero de la esquina. En definitiva, toda una sociedad ahogada que sufre brutales políticas de recortes sociales, paro y pobreza en aras del masoquismo fiscal que impera en esta Unión Europea graciosamente galardonada con el Premio Nobel de la Paz de este año.

Es contra esas políticas contra las que se rebelaron los sindicatos el pasado mes de marzo con una huelga general que se repetirá el próximo 14-N: dos huelgas generales en menos de un año en un país que hasta entonces sólo había registrado otras cinco protestas similares en más de 30 años de democracia. Otra cosa sí, pero a Mariano Rajoy ya no le podrán negar los libros de Historia ser el presidente al que más huelgas generales se le han convocado por méritos propios.

Como parece ser duro de oído habrá que seguir diciéndole alto y claro, si es preciso en la calle, que sus políticas están llevando a este país por la senda de paro y pobreza que ya campa a sus anchas en Grecia y Portugal a mayor gloria de la divina austeridad. Y hay que hacerlo antes de que, como en la serie de televisión, España se convierta en un globo que se le escapó.

Comentarios

Entradas más visitadas

Con las cosas de volar no se juega

Está tardando el Gobierno de Canarias en exigir que el Ministerio de Fomento explique qué piensa hacer ante el escrito de las compañías aéreas quejándose de las condiciones en las que se aplica el descuento para volar al que tienen derecho los residentes en Canarias y Baleares. Según informa EL CONFIDENCIAL (leer) y reproduce CANARIAS 7, las principales aerolíneas del país se quejan de que la Administración les abona el descuento con hasta seis meses de retraso y proponen que pague intereses de demora o que abone directamente la rebaja a los usuarios que se benefician de ella. Como su negocio con Canarias no les debe parecer los suficientemente rentable, critican que deban hacer de intermediarias entre los beneficiarios del descuento y la administración. Dicho en otros términos: quieren que sean otros los que corran con el gasto para que a ellas les quede el beneficio limpio de polvo y paja. Con todo, lo más preocupante de su escrito es la insidiosa afirmación según la cual, en este …

Yo no fui a FITUR

En tono irónico me preguntaba ayer un amigo qué hacía que no estaba en FITUR, en donde nadie que se precie puede faltar estos días. Es cierto, no estoy en FITUR, no he estado nunca ni falta que me hace. Por lo general, a una feria turística de ese tipo suelen ir hoteleros, touroperadores, compañías aéreas y agencias de viaje a vender y comprar camas de hotel y vuelos a destinos como Canarias.  Como no soy nada de eso, nada se me ha perdido en FITUR. Esto tan elemental – al fin y al cabo las ferias siempre han sido un espacio para el negocio - se ve distorsionado por la abrumadora presencia de decenas de políticos con sus correspondientes séquitos de asesores y equipos de comunicación con todos los gastos pagados. No digo yo que no deban dejarse ver por FITUR el presidente del Gobierno y su consejero de Turismo, los presidentes de los cabildos o sus responsables turísticos y poco más. El turismo es un negocio privado al que el sector público le dedica ingentes recursos en promoción y s…

Tres muertos que nadie echará de menos

Este blog lleva más tiempo inactivo del que me hubiera gustado. Hoy, sin embargo, he sentido la necesidad casi visceral de reactivarlo. Ha sido al leer una noticia de EL DÍA (leer aquí en la que se cuenta que tres indigentes han muerto en la última semana en las calles de Santa Cruz de Tenerife. Uno, el de más edad, apareció muerto bajo un puente, el segundo en unas chabolas y el tercero a las puertas del albergue municipal. Y eso es prácticamente todo lo que se sabe de estas tres personas y de las circunstancias de su muerte. Cuenta EL DÍA que el concejal de Servicios Sociales se ha limitado a decir que los tres “han muerto en donde han vivido”. Y ni una palabra más, ni una promesa de investigación de las circunstancias de estas tres muertes para saber cómo se llamaban, de dónde venían, por qué estaban en la calle y si estaban enfermos y recibían algún tipo de atención;  ni una frase de condolencia ni un propósito de encontrar las soluciones para evitar que vuelva a pasar: solo sil…