Ir al contenido principal

Nos toman el pelo

Un tipo fúnebre llamado Olli Rehn, con pinta de haberse desprendido de un glaciar finlandés, arrojó el viernes un jarro de agua helada sobre los no natos brotes verdes de los que Mariano Rajoy había hablado poco antes en el debate sobre el estado de la nación. Vino a decir el gélido comisario europeo de Economía que el déficit público español de 2012 cerrará por encima del 10% merced a la generosa inyección en vena recibida por los irresponsables bancos españoles.

Si descontamos el regalo a la banca, el déficit superará el 7% frente a la optimista previsión de Rajoy de que quedará por debajo de esa cifra, aunque el compromiso inicial de España era que no superara el 4,5% aliviado después por Bruselas hasta el 6,3%, lo que tampoco se cumplirá. El tal Rehn dijo también que este año la economía española se hundirá el 1,4% más y que el paro – lo peor de todo – rozará el 27% de la población activa lo que, en términos absolutos, significa que alcanzaremos los 6,5 millones de desempleados.

Las desastrosas previsiones económicas suponen una nueva constatación del fracaso absoluto del masoquismo fiscal impuesto por Alemania a países como España, a la que las autoridades comunitarias entretienen con la engañosa promesa de que le volverá a aliviar el objetivo del cumplimiento del déficit, eso sí, si continúa con las reformas, eufemismo indecente para referirse a nuevos ajustes y recortes en el ya maltrecho estado del bienestar.

Nada de reconocer que la austeridad fiscal sin medidas de reactivación económica es una política suicida que sólo conduce a deprimir más la economía, como demuestran una vez más estas cifras, y causa un sufrimiento social demoledor en términos de paro, exclusión social, pobreza y marginalidad.

Si finalmente Bruselas – léase Berlín - se muestra generosa y abre la mano a España en el objetivo del cumplimiento del déficit, no tengan la menor duda de que Rajoy y los suyos lo venderán como un gran triunfo, a pesar de ser un clamoroso fracaso, y un reconocimiento de que las reformas puestas en marcha y en las que hay que seguir profundizando, van en la buena dirección para crecer y crear empleo.

Y si eso no ocurre – que no ocurrirá mientras no se dé un giro radical a este suicidio económico – siempre quedará la opción en el próximo debate sobre el estado de la nación de culpar de nuevo del problema a la herencia socialista, aunque hayan pasado ya dos años de gobierno popular, el que iba a sacar al país de la crisis en seis meses. Hasta puede que vuelva a decir aquello de que tenemos la “cabeza fuera del agua” y que “hay futuro” para España, aunque sea aún mucho más negro si cabe que el que tenemos un año después de su llegada a La Moncloa.

A los ciudadanos de este país, tanto la Comisión Europea como el Gobierno español nos toman por tontos haciéndonos creer en la ilusión de que un miserable alivio de dos o tres décimas en el cumplimiento del déficit significará guardar por fin las tijeras de podar el estado del bienestar y dedicarse a lograr que la economía vuelva a funcionar.

No nos dejemos engañar ni permitamos que nos tomen por tontos: el desmantelamiento de los derechos sociales adquiridos no se detendrá por mucho que se cumpla el mantra del déficit con el que nos tienen hipnotizados Bruselas y Rajoy. Ya hay muchos tiburones salivando ante la perspectiva de hincarle el diente a servicios públicos como la sanidad o la educación y no van a soltar tan fácilmente su presa. Estamos ante una operación a gran escala para laminar la función social y redistributiva del modelo de Estado surgido de la Segunda Guerra Mundial y entregárselo a precio de saldo a los mercados y a las grandes corporaciones. Nada más y nada menos es lo que está en juego y lo demás son sólo juegos de manos – juegos de villanos – para mantenernos entretenidos.

Comentarios

Entradas más visitadas

Con las cosas de volar no se juega

Está tardando el Gobierno de Canarias en exigir que el Ministerio de Fomento explique qué piensa hacer ante el escrito de las compañías aéreas quejándose de las condiciones en las que se aplica el descuento para volar al que tienen derecho los residentes en Canarias y Baleares. Según informa EL CONFIDENCIAL (leer) y reproduce CANARIAS 7, las principales aerolíneas del país se quejan de que la Administración les abona el descuento con hasta seis meses de retraso y proponen que pague intereses de demora o que abone directamente la rebaja a los usuarios que se benefician de ella. Como su negocio con Canarias no les debe parecer los suficientemente rentable, critican que deban hacer de intermediarias entre los beneficiarios del descuento y la administración. Dicho en otros términos: quieren que sean otros los que corran con el gasto para que a ellas les quede el beneficio limpio de polvo y paja. Con todo, lo más preocupante de su escrito es la insidiosa afirmación según la cual, en este …

Yo no fui a FITUR

En tono irónico me preguntaba ayer un amigo qué hacía que no estaba en FITUR, en donde nadie que se precie puede faltar estos días. Es cierto, no estoy en FITUR, no he estado nunca ni falta que me hace. Por lo general, a una feria turística de ese tipo suelen ir hoteleros, touroperadores, compañías aéreas y agencias de viaje a vender y comprar camas de hotel y vuelos a destinos como Canarias.  Como no soy nada de eso, nada se me ha perdido en FITUR. Esto tan elemental – al fin y al cabo las ferias siempre han sido un espacio para el negocio - se ve distorsionado por la abrumadora presencia de decenas de políticos con sus correspondientes séquitos de asesores y equipos de comunicación con todos los gastos pagados. No digo yo que no deban dejarse ver por FITUR el presidente del Gobierno y su consejero de Turismo, los presidentes de los cabildos o sus responsables turísticos y poco más. El turismo es un negocio privado al que el sector público le dedica ingentes recursos en promoción y s…

Tres muertos que nadie echará de menos

Este blog lleva más tiempo inactivo del que me hubiera gustado. Hoy, sin embargo, he sentido la necesidad casi visceral de reactivarlo. Ha sido al leer una noticia de EL DÍA (leer aquí en la que se cuenta que tres indigentes han muerto en la última semana en las calles de Santa Cruz de Tenerife. Uno, el de más edad, apareció muerto bajo un puente, el segundo en unas chabolas y el tercero a las puertas del albergue municipal. Y eso es prácticamente todo lo que se sabe de estas tres personas y de las circunstancias de su muerte. Cuenta EL DÍA que el concejal de Servicios Sociales se ha limitado a decir que los tres “han muerto en donde han vivido”. Y ni una palabra más, ni una promesa de investigación de las circunstancias de estas tres muertes para saber cómo se llamaban, de dónde venían, por qué estaban en la calle y si estaban enfermos y recibían algún tipo de atención;  ni una frase de condolencia ni un propósito de encontrar las soluciones para evitar que vuelva a pasar: solo sil…