Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2016

Échame a mi la culpa

Si el PP no quiere convertirse en un obstáculo democrático debería afrontar una profunda regeneración que, en ningún caso, puede pasar porque la lidere alguien como Mariano Rajoy. Sin embargo, su reciente designación como único candidato a la presidencia del PP en el congreso de febrero es la muestra más fehaciente de que entre los objetivos del cónclave no está convertirse en un partido nuevo que, frente a la corrupción, no sólo presuma de que adopta medidas sino que las adopte de verdad. Las que impulsó en su etapa de mayoría absoluta fueron insuficientes y pacatas por mucho que a Rajoy y a los suyos se les llene la boca alabándolas. La actitud habitual del  presidente y de una inmensa mayoría de los cargos públicos y orgánicos del PP ante la corrupción en sus filas ha sido la de callar cuando no minimizar, individualizar y, sobre todo, recurrir al “y tú más”.
Confiando en un electorado que les es fiel aunque los casos de corrupción rodeen al mismísimo presidente, los populares se a…

Si te quieres dir...

Sospecho que CC y el PSOE no asistieron a los cursillos prematriomoniales antes de estampar sus respectivas firmas al pie del acta de sus esponsales. O eso o faltaron a clase el día en el que se explicaron las virtudes que deben presidir el sagrado sacramento de los matrimonios políticos: tolerancia, respeto, sacrificio y amor, cantidades industriales de amor para saber perdonar y aceptar los defectos y humanos errores de la otra parte contratante. Sobre esos pilares inmarcesibles se han levantado históricamente las grandes alianzas políticas de conveniencia hasta que las siguientes elecciones o la traición las han destruido y vuelto a levantar más adelante, o no. Hay que aclarar que las citadas virtudes deben ser escrupulosamente observadas por ambos contrayentes y no sólo por uno de ellos ya que eso da lugar a la situación en la que vive en un sin vivir permanente el pacto canario de gobierno.  
El año y medio que hace ya desde que CC y el PSOE decidieron compartir el mismo techo ha …

Fidel ante la historia

Los juicios apresurados tienen el riesgo de terminar en sentencias injustas y el buen jugador debe templar la pelota antes de repartir juego. Juicios con sentencias apresuradas condenando o absolviendo a Fidel Castro hemos podido leer decenas este fin de semana, pero que intenten al menos ser ecuánimes y tener en cuenta agravantes y atenuantes sólo unos pocos. Habida cuenta de que hay mucha gente que sólo sigue viendo en Fidel un dechado de virtudes políticas y humanas, cabe aclarar de antemano que, bajo mi punto de vista, el mandatario muerto ha sido un autócrata que durante más de cinco décadas ha sojuzgado las libertades políticas y los derechos humanos de todo un pueblo, el cubano.
Y eso, por mucho que se quiera, no se puede obviar ni justificar con la excusa de las circunstancias históricas, la resistencia ante el imperialismo estadounidense o los avances innegables en sanidad o en alfabetización registrados en Cuba. Porque los derechos sin pan son tan inútiles e injustos como el…

Vino un chino

Si por una escala de unas horas ha faltado el canto de un pelo para nombrar al presidente chino hijo adoptivo, por una visita de verdad le hubieran encargado el pregón de las próximas fiestas del Pino. Aún dudo si elegir la carpeta de lo esperpéntico, la de lo ridículo o la de lo patético para clasificar algunas reacciones mediáticas y políticas con motivo del rato que ha estado Xi Jimping en Gran Canaria mientras su nutrido séquito echaba una cabezada y le ponía queroseno al avión antes de continuar rumbo a casa. De todo eso un poco creo que ha habido en las carantoñas dispensadas al Gran Timonel quien, seguramente, habrá tenido que pedir ayuda a alguno de sus asesores para que le señalara en el mapa el lugar del mundo en el que tenía el honor de sentar sus posaderas.
Uno comprende que haya gente a la que se le hacen los ojos chiribitas pensando en que si una pequeñísima parte de los 1.300 millones de chinos que hay en China se le ocurre hacer turismo en Canarias, petamos los hoteles…

Violencia machista: una lucha titánica

Si con motivo de la celebración mañana del Día contra la Violencia de Género erizara este post de fríos porcentajes no me quedaría satisfecho. Y no por falta de materia prima sino por gélido. Estadísticas sobre el drama social de la violencia machista hay en cantidades industriales, pero apenas dicen nada del sufrimiento y la humillación por el que pasan las mujeres víctimas del machismo del que muchas no sobreviven para contarlo; o si han tenido el valor de contarlo y denunciarlo tampoco terminan de sentirse completamente liberadas y a salvo. Me podría detener a especular sobre si el incremento de las denuncias por malos tratos se debe a que hay más casos, a que se denuncian más ahora o a ambas causas. Del mismo modo podría explayarme largo y tendido sobre el ambiente familiar, la escuela, el entorno o las redes sociales para intentar comprender cómo es posible que, después de años de campañas de mentalización, aumenten los casos de violencia de género entre los jóvenes.
Pero nada de…

Rita y la desmesura

No está la mesura entre las virtudes nacionales. Ni siquiera ante la muerte somos capaces de guardar las formas y separar el respeto por la persona fallecida de nuestra consideración sobre lo que hiciera o dijera en vida. Con el difunto aún de cuerpo presente nos lanzamos sobre él para elevarlo a los altares o enviarlo a los infiernos. No hay termino medio, o blanco o negro, o santo o demonio. Tras la muerte esta mañana de Rita Barberá víctima de un infarto, en apenas minutos los instintos más primitivos se impusieron a las más elementales normas de educación, respeto y cortesía. 
Las redes sociales se llenaron inmediatamente de mensajes denigrantes para la fallecida a la que, después de muerta, se la ha linchado a placer y en la inmensa mayoría de las ocasiones desde el anonimato más cobarde. Si quieren estomagarse de veras echen un vistazo a los comentarios que acompañan las informaciones sobre el fallecimiento de Barberá en las ediciones digitales de los medios. Aquellos a quienes l…

Pensión Báñez

Sanidad, educación y pensiones públicas son los tres elementos que definen y caracterizan un estado del bienestar acosado en la actualidad por el neoliberalismo con la impotencia e incluso la connivencia a veces de la socialdemocracia que lo engendró y desarrolló. En España somos testigos y víctimas de los recortes en sanidad y educación a mayor gloria del sagrado déficit público que sigue presidiendo  la política económica. Las pensiones no han sido ajenas a esa realidad:  primero con la ampliación de la edad de jubilación aprobada por Zapatero y luego con la desvinculación entre revalorización anual de las pensiones e IPC con Rajoy al frente del Ejecutivo. Sin contar otras medidas como el factor de sostenibiliad que vincula la cuantía de la pensión a la esperanza media de vida que aún no han entrado en vigor.
Sin embargo, el problema principal para el futuro de las pensiones no es que se viva demasiado tiempo después de jubilarse o que el incremento anual haga insostenible el sistem…

Piel de elefante

De Mariano Rajoy ha dicho hoy Ángela Merkel que, como dicen en Alemania, “tiene piel de elefante". Creo que Merkel no podía describir mejor y con menos palabras el carácter político de su admirado presidente del Gobierno español, el político más fiel y cumplidor de sus medidas de austericidio que podía encontrar en la Unión Europea. Mariano Rajoy es un paquidermo - grupo de mamíferos herbívoros, de tamaño y peso grandes y con la piel gruesa y dura que incluye elefantes o hipopótamos - al que las críticas, por muy duras y fundamentadas que sean, literalmente le resbalan. Incluso las que proceden de su entorno político más próximo, pocas pero aceradas como las que suele hacer a veces la lideresa Aguirre, le producen poco más que un leve cosquilleo. 

Los ataques por la corrupción y de la que con seguridad sabe mucho más de lo que aparenta, son para él pequeños tábanos que despacha con un displicente “todo es falso salvo algunas cosas que están ahí” y sigue rumiando tranquilamente. S…

La leve huella de Pérez

Al dejar la secretaría general de los socialistas canarios, José Miguel Pérez ha cerrado la puerta con el mismo sigilo con el que la abrió en 2010. Ni un lamento ni una queja ni un reproche ni una crítica hemos escuchado en su despedida, en la que Pérez ha empleado el tono exacto de un congreso de historiadores sobre el caciquismo en la Restauración borbónica. Eso sí, por debajo de sus palabras de despedida ha sido claramente audible el suspiro de alivio de alguien que por fin consigue desembarazarse de una carga demasiado pesada para seguir soportándola por más tiempo. Tampoco del otro lado de la puerta que Pérez ha entornado sin hacer ruido se han escuchado voces destempladas; nadie ha gritado de júbilo o de pesar por la marcha de Pérez y, en un tono en general bajo y monocorde, se ha interpretado el guión ya previsto para un momento que todos ya habían descontado y que sólo esperaban que no se demorara demasiado.
A la hora de la despedida, ni siquiera ha presumido Pérez en exceso d…

Misterios de España

Que España es diferente ya lo descubrió el franquismo hace unas cuantas décadas. Aquella definición, la única tal vez en la que el "régimen" acertó de lleno con el verdadero espíritu nacional, hizo fortuna y puede que la hubiera suscrito el mismísimo Ortega y Gasset. En España siempre hemos sido mucho de simular que somos europeos pero actuamos como españoles de pura cepa a la menor oportunidad. Sólo hay que echar un vistazo a un par de ejemplos de hoy mismo para comprobar lo diferente que son España y los españoles de eso que tanto nos gusta llamar “los países de nuestro entorno”.
Una ONG llamada Transparencia Internacional ha presentado hoy los resultados de una encuesta según la cual, dos de cada tres españoles están “muy preocupados con la corrupción” y ocho de cada diez creen que el “el Gobierno lo está haciendo mal o muy mal” en este asunto. Si extrapolamos esos porcentajes a los resultados de las últimas elecciones generales, Mariano Rajoy debería formar parte del Gru…

Laca

Basta con fijarse en su peinado para comprender que a Donald Trump el calentamiento global y el cambio climático no le importan ni un pelo. Si no es suficiente, recuerden que en la campaña electoral que le ha hecho presidente de la primera potencia mundial y la segunda más contaminante dijo que el cambio climático es un “cuento chino para que Estados Unidos sea menos competitivo”. Es probable que Trump tenga un primo en Dakota de Arriba que le aconseja en estos menesteres y de ahí su supina ignorancia y su desprecio ante un hecho científico que ya no niega ni Mariano Rajoy. También el flamante presidente español tiene un primo que le dijo en cierta ocasión que si diez científicos no eran capaces de predecir qué tiempo haría al día siguiente en Sevilla era de tontos esperar que supieran lo que iba a pasar dentro de 300 años.
Sin embargo, a diferencia de Trump, Rajoy se ha enmendado y ha abandonado el negacionismo de su primo. Ahora incluso es un convencido activista en la lucha contra …

El populismo saca pecho

La victoria de Trump en Estados Unidos ha supuesto un nuevo revulsivo para los populismos xenófobos y racistas que pululan por varios países europeos y que empiezan a escalar a peligrosas posiciones en las encuestas electorales. La lideresa del ultraderechista Frente Nacional francés, Marine le Pen, se marcó el tanto de ser de las primeras en felicitar al magnate estadounidense por su triunfo electoral y el británico Nigel Farage, el principal responsable de haber embaucado a la mayoría de sus compatriotas para que abandonaran la UE, ya ha corrido a felicitar en persona a su compinche ideológico.
No me extrañaría ver desfilando estos días por Estados Unidos a otros racistas y xenófobos europeos de pro como el primer ministro húngaro, Viktor Orban, el único de los dirigentes de la UE que apoyó abiertamente a Trump, o los líderes ultraderechistas alemanes, polacos, holandeses, daneses o suecos. Es evidente que son muchos los objetivos y las ideas que les unen a todos a ambos lados del A…

Rajoy nos dará las uvas

Llámenme agonías pero esto se veía venir: Rajoy le ha cogido tal gusto al dolce far niente que fue conseguir la investidura y continuar de inmediato la siesta que inició a finales de diciembre del año pasado. El hombre que clamaba a los cuatro vientos que “España necesita un gobierno que gobierne y lo necesita ya” y que consiguió la investidura gratis total, ha vuelto a la inacción más absoluta esperando tal vez que los urgentes problemas que se suponía que el país tenía que resolver se arreglen solos. Cuando el 1 de octubre el PSOE decidió darse un tiro en el pie, Rajoy supo que seguiría teniendo despacho en La Moncloa. Eso no le animó a pensar en su nuevo gobierno para cuando fuera investido presidente. Al contrario, cuando eso ocurrió sorprendió a los de su propio partido aplazando los nombramientos para casi una semana después.
Como quien convoca una asamblea de vecinos, dio a conocer su gobierno con un comunicado que le evitaba tener que contestar preguntas engorrosas de por qué e…

Trump y el papanatismo

Los españoles debemos estar muy orgullosos de la prensa patria, periódicos, televisiones y radios. El histórico despliegue para cubrir las elecciones presidenciales en Estados Unidos es digno de la Marca España y nos reconcilia con las grandes cabeceras y cadenas mundiales. Los medios españoles han demostrado con este esfuerzo informativo sin precedentes lo que les preocupan las inquietudes y las esperanzas de sus lectores, espectadores y oyentes. Es un gozo periodístico insuperable echar un vistazo a las primeras páginas de los periódicos del país y encontrar en ellas la misma foto o parecida del mismo victorioso Donald Trump.
Tampoco tiene precio periodístico abrir cualquier periódico de provincias y contar hasta 20 páginas, una detrás de la otra, repletas de amplias informaciones, sesudos artículos de fondo, agudos editoriales, gráficas, diagramas, más fotos que en un bautizo y cualificadas opiniones de políticos, empresarios, gente que pasaba por allí y vendedores de helado sobre …

Trump y el triunfo del miedo

La comprensible convulsión provocada por la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos puede que sea también algo precipitada. El presidente electo no asumirá el cargo hasta el 20 de enero y mientras no pise el despacho oval y empiece a tomar decisiones es aventurado suponer que pondrá en práctica todo lo que ha prometido en la campaña electoral. Es cierto que las cosas que ha dicho que piensa hacer y lo que de él se sabe no invitan precisamente a la tranquilidad. 
No es improbable que a partir del 20 de enero el mundo sea un lugar mucho más inseguro pero, como bien acaba de decir su derrotada rival Hillary Clinton, conviene esperar a ver qué hace antes de anunciar el Armagedón. No sería el primero, empezando por Obama, que incumple lo que promete en una campaña electoral. De hecho, su tono y hasta su cara de esta mañana tras asumir la victoria han tenido poco que ver con el gesto desencajado y agresivo que ha exhibido durante toda la campaña. Incluso h…

Grabando, grabando

Aplaudo con las orejas que el Consejo del Poder Judicial haya reconocido hoy que la Audiencia de Las Palmas y los jueces que en ella trabajan siguen bajo su jurisdicción. Empezaba a albergar  serias dudas a la vista del ruidoso silencio con el que en Madrid se han tomado hasta ahora el “Albagate”. El mismo tipo de silencio – por cierto - que guarda la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de Canarias y su presidente, Antonio Doreste, como si el bochornoso asunto en cuestión estuviera ocurriendo en Nueva Zelanda.
Hablamos del juez Salvador Alba, quien parece haber descubierto a destiempo una irrefrenable vocación de ingeniero de sonido y no ha dudado en grabar a sus propios colegas a la hora del café o mientras deliberaban de los asuntos de sus respectivos negociados. En su descargo hay que decir que es una suerte para sus compañeros que Alba haya preferido grabarles las conversaciones en lugar de emplear sus habilidades en judo con ellos. El juez en cuestión comparte esta …

El suelo de todos

Un territorio pequeño y fragmentado como Canarias, caracterizado además por valores ambientales únicos en el mundo, requiere una gestión del suelo capaz de compatibilizar con exquisito equilibrio lo público y lo privado. El enconado debate que sigue suscitando el proyecto de Ley del Suelo aprobado por el Gobierno de Canarias y que esta semana inicia su trámite en el parlamento autonómico, con partidarios entuasiastas y críticos irreductibles, es un buen ejemplo de los intereses en liza y de lo que nos jugamos los canarios en este envite: nada más y nada menos que hasta dónde pueden llegar los intereses privados en esta materia y hasta dónde los públicos.
Gobierno, oposición y agentes económicos y sociales comparten el objetivo de podar la maraña normativa sobre el suelo con el fin de agilizar los procedimientos administrativos y no demorar sine die proyectos de cuantiosas inversiones, supuestamente generadores de riqueza y puestos de trabajo. Las discrepancias surgen desde el momento …

Justicia en entredicho

Los miles de jueces españoles que a diario instruyen causas y dictan autos y sentencias de acuerdo a las leyes, no se merecen respirar el hedor que emana estos días de la Audiencia Provincial de Las Palmas a propósito del “Albagate”. Ya sufren suficientes estrecheces materiales y humanas y una cierta desconfianza social en su labor, como para verse además enfangados por un escándalo que crece y se agrava a medida que se conocen nuevos y truculentos detalles. En beneficio de su imagen y de la imprescindible confianza en la Justicia que imparten, entendida como columna maestra de cualquier estado de derecho que se precie, se tendría que haber actuado hace tiempo por parte de quien tiene la potestad de hacerlo y sin embargo apenas ha movido un dedo.
Hablo de los responsables del Consejo del Poder Judicial que, a pesar de llamarse pomposamente a sí mismos “gobierno de los jueces”, sigue mostrando una pasividad cercana a la connivencia o cuando menos al corporativismo más rancio que cabría…

Mariano Gatopardo Rajoy

Se lo pensó, le dio largas a la decisión y por fin lo cuadró, supongo que a su gusto: el que hemos conocido esta tarde es el gobierno de Rajoy y entiéndase la frase de manera literal porque sólo de él es la potestad de nombrarlo pero, ante todo, porque los indicios apuntan a que apenas ha consultado su composición con nadie. ¿Cómo definirlo? ¿Qué esperar de él? ¿Es el instrumento apropiado para que Rajoy consiga llegar a acuerdos con la oposición sobre presupuestos, educación, pensiones, financiación autonómica, Cataluña, por citar sólo unos pocos, los más urgentes tal vez? ¿Es el gobierno que va a hacer que la legislatura no muera con el año o un poco más allá o va a ser el parapeto que protegerá sin tocarle ni una coma la reforma laboral o que se sentará a esperar a que los demás pacten con él en lugar de impulsar el diálogo y el acuerdo?
¡Viva la renovación!
Echando un vistazo a los nombres de los que repiten y de los nuevos, discrepo de quienes sostienen que tratándose de Mariano R…