Ir al contenido principal

Entradas

¿Y esas prisas, Pedro?

A la hora a la que escribo esto sigo sin tener muy claro si Pedro Sánchez ha presentado una moción de censura contra Rajoy para ganarla, para perderla, para que se retrate Ciudadanos o para que Pablo Iglesias deje de dar la vara pidiéndole que la presente. En realidad, no salgo de mi asombro: cuando el país aún andaba desayunándose con la sentencia de la Gürtel, Pedro Sánchez ha acudido raudo y veloz y ha registrado en el Congreso una moción de censura que ni siquiera ha discutido con los miembros de su Ejecutiva. Al parecer, llamó por teléfono a unos cuantos barones territoriales y estos le animaron a continuar adelante con los faroles. Dicho sea entre paréntesis, si yo formara parte de esa Ejecutiva a esta hora habría renunciado a esa responsabilidad por ninguneo y puenteo del secretario general. Pero más allá de eso, mi estupefacción es absoluta ante un paso que puede terminar convirtiéndose en un boomerang contra Sánchez y contra el PSOE. Se me escapa lo que el líder socialista q…
Entradas recientes

El borroso borrador vacacional

El borrador de decreto con el que se pretende regular el alquiler vacacional en Canarias, más que resolver las disfunciones de esta actividad las difumina. Es cierto que se trata de una propuesta abierta a las alegaciones de los actores implicados que deberían servir para mejorarla sustancialmente. Sin embargo, los mimbres sobre los que se basa no permiten siquiera atisbar un mínimo consenso entre todos los intereses y derechos que hay en juego. A la vista de las primeras reacciones, lo que se adivina es un consenso contrario a las premisas de las que parte el Gobierno. Insistir en la prohibición del alquiler vacacional en zonas turística tradicionales, salvo que el cabildo o el ayuntamiento correspondientes decidan lo contrario, tiene el riesgo de reincidir en un error que ya anuló el TSJC en un fallo recurrido por el Gobierno canario ante el Tribunal Supremo. Mutatis mutandi, nada impediría que por el mismo motivo acudieran de nuevo a los juzgados los propietarios que consideren vu…

Sin salida para Cataluña

Que levanten la mano quienes respiraron aliviados porque con la designación a dedo de Quim Torra como presidente catalán nos íbamos a librar una temporada del monotema; que se manifiesten quienes pensaron que Torra traería por fin un poco de normalidad política, recuperaría las instituciones catalanas de autogobierno y conseguiría que acabara la aplicación del 155. Supongo que solo los ingenuos y los bienpensados supusieron una cosa así. Los tuits y otras excrecencias literarias del ungido presidente por Puigdemont alertaron desde primera hora de que el personaje no venía precisamente a normalizar nada sino a mantener la anormalidad y a exacerbarla cuanto más mejor. 
En realidad no hace sino lo que le ordenó el Ausente, mantener el pulso con el Estado así perezca el mundo mientras los problemas de los catalanes siguen esperando que alguien tenga un día el detalle de acordarse de ellos. Y eso es lo que está haciendo el racista Torra a pedir de boca: primero fue su singular toma de pos…

Zaplana, enésimo caso aislado de corrupción

Con lo engrasada que debe estar ante este tipo de casos, me apuesto algo a que la maquinaria del PP ya tiene listo el argumentario que sus líderes y cargos públicos deben utilizar cuando le pregunten por la detención hoy de Eduardo Zaplana. Basta repasar cuáles han sido las explicaciones ante otros casos similares para imaginar que en este no será muy diferente. La recomendación podría empezar con una apelación a la tranquilidad para no decir incoveniencias políticas de las que después cueste arrepentirse. A partir de ahí lo único que hay que hacer es repetir sin descanso que el de Zaplana es solo un caso aislado de corrupción en las filas del PP. Hay que negar la mayor y bajo ninguna circunstancia admitir que el partido está podrido hasta las raíces, por lo que sería más saludable políticamente hablando disolverlo y refundarlo con  otros dirigentes que se tomen en serio la lucha contra el trinque organizado. Hay que subrayar siempre que el PP es un partido serio y honrado, con una t…

El chabolo de Pablo e Irene

De verdad les digo que ni me enfría ni me calienta gran cosa que Pablo Iglesias e Irene Montero - Irene Montero y Pablo Iglesias - se hayan agenciado un chabolo con piscina en la sierra de Madrid por el que van a desembolsar mediante hipoteca a 30 años casi 600.000 euros del ala. Me encanta que la gente salga de pobre y prospere, que ya hay en este país demasiados pobres de solemnidad como para lamentarnos de que Irene y Pablo - Pablo e Irene - hayan conseguido alcanzar el sueño de pequeño burgués por el que suspira la gran mayoría de los españoles: una casita en el campo y una mujer que me quiera, un barril de vino tinto y luego que vengan penas. También me es indiferente que vayan a pagar su imponente choso con el dinero suyo y mío a través del sueldo de diputados que al parecer piensan conservar siete u ocho legislaturas más. Cada cual con su dinero puede hacer lo que quiera y legalmente no esté prohibido. 
Todo lo demás son moralinas políticas que no vienen al caso, sobre todo po…

Palestina, causa perdida

Lamento ser tan pesimista aunque en realidad creo que solo soy realista: la libertad de los palestinos es una causa irremisiblemente perdida. Creo que en setenta años de lucha y sufrimiento, los mismos que acaba de cumplir el estado de Israel, nunca antes sus esperanzas habían caído tan bajo. Lo acaba de ver el mundo con indiferencia el pasado lunes en las franjas de Gaza y Cisjordania: un ejército israelí desatado y de gatillo fácil abrió fuego contra miles de manifestantes acabando con la vida de 60 e hiriendo a casi 3.000. No fue la suya una heroica hazaña en una batalla militar entre dos fuerzas razonablemente similares: fue una masacre, una más, aunque en este caso la más grave desde 2004. El delito de los muertos y heridos fue unirse a las manifestaciones de protesta contra la decisión del prepotente Donald Trump de trasladar la embajada de EEUU desde Tel Aviv a Jerusalén. 
Se da así carta de naturaleza como capital israelí a la ciudad considerada santa por cristianos, judíos y…

Rivera sabe lo que quiere y sabe donde va

Como en aquella vieja canción sobre la juventud, Albert Rivera también sabe lo que quiere y sabe donde va. Es joven y ambicioso y estos días cabalga sobre la cresta de las encuestas. Aún con toda la cocina que suele ponerle el CIS a sus sondeos, el partido de Rivera, un parvenu de la política, ya le echa el aliento en el cogote a Rajoy sin el más mínimo complejo. De paso deja en la cuneta a la gente de Sánchez e Iglesias, el primero sin capacidad apenas de reacción y el segundo literalmente desaparecido. No sé si las encuestas de Metroscopia para EL PAÍS tienen más o menos sal y pimienta que las del CIS, pero juraría que tampoco les falta el correspondiente adobo. Lo cierto es que en ellas el joven líder ciudadano literalmente se sale por la zona alta de la tabla y deja apiñados en un pañuelo del 20% a sus fatigados perseguidores. Un politólogo famoso llamado Giovanni Sartori dejó escrito que "los sondeos son un eco de retorno, un rebote de los medios de comunicación que ya no e…