Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de 2018

PP: más nombres que ideas

Lo dije cuando las primarias hicieron a Pedro Sánchez líder del PSOE y lo repito ahora que el PP busca sustituto o sustituta para Mariano Rajoy: centrar el debate en los nombres y no en los proyectos de los candidatos es un síntoma más de la decadencia de los partidos políticos, incapaces de ofrecer a sus militantes y a los ciudadanos algo más que espectáculo mediático. Me parece incluso irrelevante que sean siete - número mágico -  los que se postulan para presidir el PP y pensaría lo mismo si fueran dos o diez. Ya sé que en el PP esto se vende como una muestra de fortaleza y democracia interna y de que hay banquillo de sobra para liderar el partido. Bien mirado, también se puede interpretar con la misma legitimidad que lo que hay en realidad es una alarmante falta de liderazgo claro y definido, después de 14 años de presidencialismo puro y duro con Rajoy al frente de la nave popular. Tengo, además, la sensación de que el desmarque de Núñez Feijoo ha cogido a la mayoría del partido c…

No son inmigrantes, son seres humanos

Europa tiene muchos retos por delante, el primero de ellos que el propio proyecto de integración sea de verdad inteligible y creíble para los ciudadanos europeos. Tiene también ante sí el desafío de lidiar con el energúmeno que sienta sus reales en la Casa Blanca y con las consecuencias del brexit; la  lucha ante el cambio climático tampoco es menor, por no hablar de la de librarse del merecido estigma de haberse ocupado más de salvar bancos que de rescatar personas durante la crisis económica. Aunque la madre de todos los retos es la inmigración por lo que comporta desde el punto de vista humano y los derechos básicos que entran en juego. Sin embargo y por desgracia, a la vista está el estrepitoso y dramático fracaso europeo hasta la fecha. Estrepitoso porque no hay una mínima señal de que se sepa lo que hay que hacer y cómo hacerlo, más bien hay desconcierto, pasividad, indiferencia y envenenado populismo a raudales; y es dramático ese fracaso porque todo lo anterior está costando m…

No echaré de menos a Màxim

Ni una semana ha durado en el cargo Màxim Huerta. Después de alguna que otra duda existencial durante la mañana, a última hora de ayer tarde llegó la dimisión. En estos casos siempre subsiste la duda de si dimitió o le obligaron a dimitir. Si nos atenemos a lo que el propio Huerta dijo por la mañana en varias radios sobre su inocencia en el affaire con Hacienda, me atrevería a jurar que su marcha no fue completamente voluntaria: Pedro Sánchez no podía comenzar su estancia en La Moncloa fulminando en público a un ministro y éste no podía dar la imagen de agarrarse a la cartera como un náufrago a un tablón. A Sánchez ya se le recordaba ayer mismo que en 2015 dijo en una entrevista que jamás aceptaría como colaborador a alguien que usara una empresa instrumental para pagar menos impuestos, justo lo que hizo Huerta. Aquellas palabras y el espíritu que animó su moción de censura contra Rajoy no le daban más opción que prescindir del ministro. 
Vaya por delante que es digna de encomio la r…

Cuando la actualidad muerde

Hoy parece uno de esos días en los que sería conveniente abstenerse de leer periódicos, escuchar la radio o ver la televisión. La tensión eléctrica se palpa en el ambiente y, ponga uno la vista donde la ponga, corre el riesgo de sufrir una mordida o un calambrazo de cruda realidad. Vamos por partes para no embarullar estas notas al vuelo más de lo humanamente inevitable. La actualidad política de las últimas horas vuelve a tener su epicentro en los juzgados. Para los que confían ciegamente en la Justicia esto es una buena cosa porque - aseguran - se demuestra que la señora de la balanza y los ojos vendados actúa con la misma imparcialidad con Iñaki que con Perico el de Los Palotes, dicho sea sin ánimo de señalar. Quienes no lo tenemos tan claro preferiríamos que política y Justicia tuvieran menos relaciones de las que exhiben, a veces sin demasiado pudor. Por ir de mayor a menor, véase la decisión de la Audiencia de Palma dando un plazo de cinco días a Iñaki Urdangarín para que ingre…

Vergüenza migratoria en la UE

A la hora a la que escribo este comentario ya navegan rumbo a Valencia los 629 inmigrantes del barco Aquarius, cuya dramática odisea ha vuelto a dejar con las vergüenzas al aire la política migratoria de la UE. Antes de que el Gobierno español en un gesto de humanitaria solidaridad que le honra se ofreciera a acogerlos, los inmigrantes han tenido que aguardar más de dos días a bordo de ese barco mientras Italia y Malta disputaban porque ninguno de los dos quería permitirles desembarcar en su territorio. En el Aquarius viajan más de 120 menores no acompañados y casi una decena de embarazadas, pero ni siquiera estas circunstancias bastaron para que Italia o Malta autorizaran el desembarco. Es más, el ultraderechista ministro italiano de Interior, Matteo Salvini, se ha permitido incluso cantar victoria tras conocer el ofrecimiento español.  No sé ni me importa mucho lo que dicen los tratados internacionales de los que Italia y Malta son seguramente países signatarios; tampoco sé cuáles …

El nacionalismo canario se desenfoca

El vuelco político que ha producido la moción de censura ha dejado a los nacionalistas canarios - a los de izquierda y a los otros - descentrados con respecto al epicentro del nuevo panorama parlamentario. Al menos por esta legislatura, sus dos votos ya no serán decisivos para aprobar los presupuestos como ha ocurrido en los dos últimos años. Pedro Quevedo ya no será más el diputado 176 y Ana Oramas tendrá que hacer nuevas amistades entre la legión de ministras y algún ministro de Sánchez. Ambos se difuminan entre los 350 diputados de una cámara en la que cualquiera puede ser el diputado 176 o el 175. Pero la situación no es la misma para los dos: la diputada de CC es la peor parada después de su milagrosa conversión abstencionista, tras varios días proclamando que con los apoyos con los que pretendía contar Sánchez no estaba dispuesta a ir ni a la esquina. Fue conocer que el PNV iba a aprovechar la coyuntura para frenar en seco los picores electorales de Ciudadanos y le faltó tiempo…

Pablo Iglesias, líder de la oposición

Pronto empieza Pablo Iglesias a amargarle el dulce del Gobierno a Pedro Sánchez. Supongo que el presidente ya tiene descontado que su principal apoyo para desalojar a Rajoy de La Moncloa no se lo va a poner precisamente fácil. Es más, sospecho incluso que Sánchez asumió hace tiempo que sus mayores jaquecas no se las van a ocasionar Ciudadanos y el PP, sino Podemos y Pablo Iglesias. Escribí hace poco que el PP no solo no parece dispuesto a darle a Sánchez los tradicionales cien días de gracia sino ni siquiera 24 horas. En esto al menos poco se diferencia de Podemos: cuando aún no se había producido el traspaso de carteras entre los ministros salientes y los entrantes, ya estaba Iglesias despotricando en televisión. Incluso el PP valoró los nombramientos con menos virulencia de la que cabía esperar, mientras que Ciudadanos subrayaba la experiencia y la capacitación de los miembros del Gobierno y quedaba a la espera de acciones concretas. 
Pablo Iglesias, en cambio, arremetió contra un …

Españoles: Aznar quiere volver

Tengo pocas dudas de que en el PP sientan mucho peor las andanadas de Aznar que las de Iglesias, Sánchez o Rivera: de estos tres ya se las esperan pero las de aquel les deben saber a aceite de ricino y sonarles como las regañinas de ese padre que se resiste a dejar en paz a los hijos aunque ya no vivan bajo el mismo techo. Aznar, que prefería al corrupto Rato para ser su sucesor, prometió que siempre estaría detrás de Rajoy para apoyarle en todo momento. Y eso ha hecho: no ha cesado a atizarle cada vez que ha tenido oportunidad. El ex presidente lleva tiempo convertido en una suerte de Pepito Grillo permanente con flequillo, bigote y muy mala leche tanto para el PP como para el conjunto de los españoles. Rajoy y los suyos han llevado la cruz como mejor han podido y sabido, ignorando las críticas o enviándolas directamente al cajón de las opiniones personales de Aznar y cerrando con llave. 
En su ilimitada soberbia, Aznar ha tenido a bien amargarle también a Rajoy su último día al fre…

Sánchez entre todas las mujeres

No lo voy a negar: a despecho de algunos, el gobierno que ha ido conformando Pedro Sánchez en los últimos días y que hoy será oficial, no tiene nada que ver con el "Ejecutivo Frankenstein" que vaticinó Rajoy en el debate de la moción de censura que ha terminado enviándolo definitivamente a casa. Tal vez sea algo más nutrido en número de carteras de lo que sería recomendable en un país en el que este tipo de alegrías públicas no tienen una buena acogida entre los ciudadanos, después de las penurias provocadas por la crisis. Creo que no hubiera afectado a la eficacia de la acción de gobierno mantener unidas algunas carteras o unir las de nueva creación a algunas de las ya existentes. Dicho lo anterior, el perfil general con el que Sánchez se propone gobernar se aleja por fortuna del reparto de cargos entre los pesos pesados o las familias del partido y se aproxima de manera acertada al ámbito del mérito y la experiencia. Es cierto que hay algunos nombres de mucho lustre públi…

El segundo adiós de Rajoy

Rajoy se va, lo deja, dice adiós, recoge los bártulos de la presidencia del PP y se retira del mundanal ruido. Lo hará en cuanto los suyos elijan a su sucesor o sucesora en un congreso extraordinario que los populares celebrarán en los próximos meses. Sin que sirva de precedente le doy toda la razón al expresidente del Gobierno y dentro de poco también expresidente del PP: renunciar a la presidencia del partido es lo mejor para él, para el propio partido y para España. Hubiera sido mucho mejor que este ataque de sinceridad política lo hubiera padecido hace años, cuando empezaron a aflorar como hongos los casos de corrupción en el PP y Rajoy enviaba mensajes de apoyo y ánimo a personajes como Luis Bárcenas. 
Pero tiro de refranero y proclamo que nunca es tarde si la dicha es buena y esta es de las mejores. La dimisión de Rajoy al frente del PP era casi una necesidad de higiene democrática porque, - más allá de que presuntamente obtuviera algún tipo de beneficio -, su indolencia y pasi…

El mal perder del PP

No se me dan bien los juicios de intenciones y, en consecuencia, soy incapaz de imaginar cuánta sinceridad había en el apretón de manos de Mariano Rajoy a Pedro Sánchez después del triunfo de la moción de censura. A la vista de los primeros movimientos del PP en la oposición sospecho que el gesto tenía más de forzado y convencional que de verdaderamente sincero. Es cierto que un apretón de manos y el deseo de suerte al rival que te ha tumbado democráticamente no está reñido con asumir el papel que el juego político y constitucional te ha asignado en la oposición. Pero eso es una cosa bien distinta de no esperar siquiera a conocer la composición del Gobierno para ponerle la primera zancadilla. Si quiere recuperar algo de la credibilidad perdida por sus errores y su pasividad ante la corrupción, el principal partido de la oposición no puede dedicarse a la desestabilización política y al mismo tiempo acusar al Gobierno de inestable. 
Anunciar tan solo veinticuatro horas después de la to…

Pedro Sánchez y el registrador de la propiedad

Pedro Sánchez lo ha conseguido. Con su insistencia ha protagonizado un vuelco político sin precedentes y ha hecho historia: primera moción de censura que triunfa, primer presidente que no ha pasado por las urnas y primero también cuyo partido tiene menos escaños que los que suman los partidos que han apoyado su ascenso al poder. Entre otras cosas. Confieso que no daba un duro por el triunfo de esta moción y admito que no supe calibrar la capacidad de Sánchez para sumar los apoyos que necesitaba y hacer realidad el sueño personal que perseguía desde que fue elegido secretario del PSOE por primera vez. No quiero restarle méritos a la hazaña política que supone haber desembarazado por fin a este país de la pesada losa del Gobierno del PP y de Rajoy. 
Pero una vez pasada la euforia y las celebraciones, pido que se me conceda al menos que el éxito de la moción se ha basado en aceptar muchas de las reivindicaciones de quienes al final le han aupado a la presidencia y no en negociar y pacta…

La moción de censura y el interés general

Hay dos formas de analizar el lío político en que vuelve a estar enredada España. Una es desde la perspectiva del interés puro y exclusivo de los partidos, es decir, de cómo juega cada uno sus cartas para mantenerse en el poder, para alcanzarlo o para evitar que los rivales directos lo alcancen. Esta forma es lo que cualquier ciudadano de a pie llamaría "politiqueo" no sin cierta razón. En él lo prioritario no es tanto el interés general como el particular de los partidos. Admito que el "polítiqueo" es parte esencial del sistema democrático, entendido éste como sistema competitivo entre partidos políticos en su lucha por la conquista del poder. No hay nada ilegítimo ni vergonzoso en este juego siempre y cuando no degenere en un tacticismo descarnado que apenas se intenta justificar apelando a valores y principios vagos e imprecisos. Cuando los líderes políticos se lanzan con tanto entusiasmo a estos juegos de trile como hacen estos días los españoles albergo pocas…

¿Y esas prisas, Pedro?

A la hora a la que escribo esto sigo sin tener muy claro si Pedro Sánchez ha presentado una moción de censura contra Rajoy para ganarla, para perderla, para que se retrate Ciudadanos o para que Pablo Iglesias deje de dar la vara pidiéndole que la presente. En realidad, no salgo de mi asombro: cuando el país aún andaba desayunándose con la sentencia de la Gürtel, Pedro Sánchez ha acudido raudo y veloz y ha registrado en el Congreso una moción de censura que ni siquiera ha discutido con los miembros de su Ejecutiva. Al parecer, llamó por teléfono a unos cuantos barones territoriales y estos le animaron a continuar adelante con los faroles. Dicho sea entre paréntesis, si yo formara parte de esa Ejecutiva a esta hora habría renunciado a esa responsabilidad por ninguneo y puenteo del secretario general. Pero más allá de eso, mi estupefacción es absoluta ante un paso que puede terminar convirtiéndose en un boomerang contra Sánchez y contra el PSOE. Se me escapa lo que el líder socialista q…

El borroso borrador vacacional

El borrador de decreto con el que se pretende regular el alquiler vacacional en Canarias, más que resolver las disfunciones de esta actividad las difumina. Es cierto que se trata de una propuesta abierta a las alegaciones de los actores implicados que deberían servir para mejorarla sustancialmente. Sin embargo, los mimbres sobre los que se basa no permiten siquiera atisbar un mínimo consenso entre todos los intereses y derechos que hay en juego. A la vista de las primeras reacciones, lo que se adivina es un consenso contrario a las premisas de las que parte el Gobierno. Insistir en la prohibición del alquiler vacacional en zonas turística tradicionales, salvo que el cabildo o el ayuntamiento correspondientes decidan lo contrario, tiene el riesgo de reincidir en un error que ya anuló el TSJC en un fallo recurrido por el Gobierno canario ante el Tribunal Supremo. Mutatis mutandi, nada impediría que por el mismo motivo acudieran de nuevo a los juzgados los propietarios que consideren vu…

Sin salida para Cataluña

Que levanten la mano quienes respiraron aliviados porque con la designación a dedo de Quim Torra como presidente catalán nos íbamos a librar una temporada del monotema; que se manifiesten quienes pensaron que Torra traería por fin un poco de normalidad política, recuperaría las instituciones catalanas de autogobierno y conseguiría que acabara la aplicación del 155. Supongo que solo los ingenuos y los bienpensados supusieron una cosa así. Los tuits y otras excrecencias literarias del ungido presidente por Puigdemont alertaron desde primera hora de que el personaje no venía precisamente a normalizar nada sino a mantener la anormalidad y a exacerbarla cuanto más mejor. 
En realidad no hace sino lo que le ordenó el Ausente, mantener el pulso con el Estado así perezca el mundo mientras los problemas de los catalanes siguen esperando que alguien tenga un día el detalle de acordarse de ellos. Y eso es lo que está haciendo el racista Torra a pedir de boca: primero fue su singular toma de pos…

Zaplana, enésimo caso aislado de corrupción

Con lo engrasada que debe estar ante este tipo de casos, me apuesto algo a que la maquinaria del PP ya tiene listo el argumentario que sus líderes y cargos públicos deben utilizar cuando le pregunten por la detención hoy de Eduardo Zaplana. Basta repasar cuáles han sido las explicaciones ante otros casos similares para imaginar que en este no será muy diferente. La recomendación podría empezar con una apelación a la tranquilidad para no decir incoveniencias políticas de las que después cueste arrepentirse. A partir de ahí lo único que hay que hacer es repetir sin descanso que el de Zaplana es solo un caso aislado de corrupción en las filas del PP. Hay que negar la mayor y bajo ninguna circunstancia admitir que el partido está podrido hasta las raíces, por lo que sería más saludable políticamente hablando disolverlo y refundarlo con  otros dirigentes que se tomen en serio la lucha contra el trinque organizado. Hay que subrayar siempre que el PP es un partido serio y honrado, con una t…

El chabolo de Pablo e Irene

De verdad les digo que ni me enfría ni me calienta gran cosa que Pablo Iglesias e Irene Montero - Irene Montero y Pablo Iglesias - se hayan agenciado un chabolo con piscina en la sierra de Madrid por el que van a desembolsar mediante hipoteca a 30 años casi 600.000 euros del ala. Me encanta que la gente salga de pobre y prospere, que ya hay en este país demasiados pobres de solemnidad como para lamentarnos de que Irene y Pablo - Pablo e Irene - hayan conseguido alcanzar el sueño de pequeño burgués por el que suspira la gran mayoría de los españoles: una casita en el campo y una mujer que me quiera, un barril de vino tinto y luego que vengan penas. También me es indiferente que vayan a pagar su imponente choso con el dinero suyo y mío a través del sueldo de diputados que al parecer piensan conservar siete u ocho legislaturas más. Cada cual con su dinero puede hacer lo que quiera y legalmente no esté prohibido. 
Todo lo demás son moralinas políticas que no vienen al caso, sobre todo po…

Palestina, causa perdida

Lamento ser tan pesimista aunque en realidad creo que solo soy realista: la libertad de los palestinos es una causa irremisiblemente perdida. Creo que en setenta años de lucha y sufrimiento, los mismos que acaba de cumplir el estado de Israel, nunca antes sus esperanzas habían caído tan bajo. Lo acaba de ver el mundo con indiferencia el pasado lunes en las franjas de Gaza y Cisjordania: un ejército israelí desatado y de gatillo fácil abrió fuego contra miles de manifestantes acabando con la vida de 60 e hiriendo a casi 3.000. No fue la suya una heroica hazaña en una batalla militar entre dos fuerzas razonablemente similares: fue una masacre, una más, aunque en este caso la más grave desde 2004. El delito de los muertos y heridos fue unirse a las manifestaciones de protesta contra la decisión del prepotente Donald Trump de trasladar la embajada de EEUU desde Tel Aviv a Jerusalén. 
Se da así carta de naturaleza como capital israelí a la ciudad considerada santa por cristianos, judíos y…