Ir al contenido principal

Incongruencias electorales

Resulta que en España está prohibido publicar encuestas de intención de voto cinco días antes de unas elecciones. Se preguntarán ustedes por qué España es también diferente en esto si en todos los países democráticos de nuestro entorno se publican sondeos a pie de urna incluso el mismo día de las elecciones, tanto cuando abren los colegios electorales como cuando están a punto de cerrar.

Pues no, en España no es así. Aquí bajamos la persiana de los sondeos cuando aún falta una semana bien contada para acudir a las urnas porque el legislador decidió en su día que su publicación puede influir sobre el influenciable voto de los ingenuos y poco avisados ciudadanos. Pero se les escapó un detalle no menor, precisamente. Si el argumento para no publicar encuestas electorales después de esa fecha es que puede influenciar en la decisión de los ciudadanos, cómo puede explicarse en cambio que no se prohíba también y al mismo tiempo la campaña electoral propiamente dicha. 


Cabría pensar que esta última no es utilizada por los partidos políticos que concurren a unas elecciones para influenciar en el voto de los ciudadanos sino para que estos se prenden de la oratoria y el palmito de los candidatos. Lo cual, sobre decirlo, es absolutamente absurdo. 

Como absurda es a estas alturas la bobada de la jornada de reflexión del día previo a las elecciones, una institución que pudo tener cierto sentido en los inicios de la etapa democrática hace 40 años, cuando los españoles acababan de salir de una dictadura de la misma duración y lo de los partidos políticos y las urnas les olía aún a una inmensa mayoría de ciudadanos a cuerno muy quemado. 

En la actualidad nada de eso tiene sentido ni utilidad. Si los españoles somo un pueblo maduro democráticamente hablando carece de toda lógica y sentido que no se puedan publicar sondeos electorales en cualquier momento que los medios o quienes sean decidan encargarlos y pagarlos; como carece de sentido esa jornada de reflexión pensada más bien para párvulos políticos y no para ciudadanos conscientes y responsables. 

Antiguallas que, por cierto, no he escuchado a ninguno de los partidos emergentes decir que van a suprimir si gobiernan. Puede que en este aspecto como en tantos otros sean mucho menos emergentes y menos innovadores de lo que presumen. Puede que en el fondo también compartan con sus hermanos mayores la misma idea de que los ciudadanos no somos capaces de tomar nuestras propias decisiones sin que nos lleven de la mano y nos tutelen en todo momento. O puede que eso sea precisamente lo que les asusta, que tomemos nuestra decisiones sin contar con ellos. 

Comentarios

Entradas más visitadas

El rapto místico de Carlos Alonso

En un rapto místico digno de Santa Teresa, el presidente del cabildo de Tenerife acaba de proponer  que la virgen de Candelaria sea declarada presidenta honorífica de la corporación insular. Tal vez transportado por la visión divina, Carlos Alonso olvidó por completo lo que dice el artículo 16.3 de la Constitución Española: Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones”. Dudo que las “consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones” a las que alude la Constitución incluyan convertir a las patronas, por muy patronas archipielágicas que sean, según Alonso, en presidentas de una institución política como un cabildo. Claro que no soy doctor en teología e igual estoy equivocado de medio a medio. De hecho, Alonso se provee de poderosas razones teológicas para sust…

Totorotas en la nieve

Cuando caen unos cuantos copos de agua nieve nos volvemos locos y lo dejamos todo atrás: trabajo, colegio, el potaje y las actividades extraescolares. Y es que cuando nieva organizamos el peregrinaje a la cumbre de Gran Canaria en menos de lo que se deslíe un carámbano. Nos apasiona tanto chapotear en la nieve, hacer muñequitos poniéndoles un palito a modo de brazos y posándolos sobre el capó del fotingo a ver si llega a Las Palmas sin que lo derrita el calor del motor, que ni nos paramos a pensar si estamos cometiendo una totorotada. Da igual que los responsables del cabildo se desgañiten en los medios y en las redes sociales recomendando, por favor, que nos lo tomemos con calma y no colapsemos los accesos a la cumbre. Nos da exactamente igual que la Guardia Civil, que seguramente tendrá cosas mucho más importantes que hacer que vigilar nuestras totorotadas, también recomiende precaución a los fitipaldis a los que les encanta derrapar en el hielo y ponga sus coches como parapeto par…

Mariano for ever

“Sí, es cierto que el PP se financiaba con dinero negro”. Literalmente lo dijo ayer Ricardo Costa, el que fuera secretario del PP valenciano, en el juicio a la rama de la Gürtel en esa comunidad. Ha dicho también que Francisco Camps, quien fuera presidente valenciano apoyado por Rajoy hasta que la Justicia lo condenó por corrupto, pidió organizar actos “complementarios” a los mitines del presidente en la plaza de toros que se terminaron pagando con dinero negro que pusieron los empresarios. No ha sido Costa el único que en los últimos días ha puesto negro sobre blanco las andanzas del PP para financiarse. Los empresarios acusados en la Gürtel que hace una semana declararon en la Audiencia Nacional, admitieron también haber pagado dinero en b a la trama corrupta liderada por Francisco Correa. Pedro J. Ramírez, director de EL ESPAÑOL y ex de EL MUNDO, compareció el martes en la comisión del “caso Bárcenas” del Congreso y dejó caer algunas perlas cultivadas. Durante las más de tres horas…