"No son los hechos los que estremecen a los hombres, sino las palabras sobre los hechos" (Epicteto)

Buscar en este blog

26 de abril de 2012

El cinismo del FMI


Cinismo y desvergüenza. No hay otros términos para calificar la recomendación del Fondo Monetario Internacional al Gobierno de España para que inyecte más dinero público en la atragantada de ladrillo banca española. Hay que ser muy caraduras y muy insensibles ante la situación del país y ante los brutales recortes del Gobierno del PP para hacer una propuesta de ese tipo.

Aunque tal vez no debería sorprendernos demasiado: El FMI es el fiel guardián de los intereses del capitalismo y sus mercados y, quien quiera saber más de las desastrosas consecuencias que han tenido sus recomendaciones a lo largo de la historia, tiene a su disposición un buen arsenal bibliográfico. Sin ir más lejos, el último y magnífico libro de Josep Fontana "Por el bien del imperio" (Ed. Pasado y Presente).

El FMI es el organismo que permaneció ciego cuando el castillo de naipes del sistema financiero se vino abajo conduciéndonos a la situación actual después de años de desregulación bancaria que, por supuesto, aplaudió sin reservas.

El ministro Luis de Guindos ya ha dicho que tendrán que ser los bancos los que se las arreglen solitos para digerir su atracón de ladrillo y lo ha dicho con la misma contundencia con la que Mariano Rajoy anunció que no subiría los impuestos, no abarataría el despido y no implantaría el copago, y ya ven cómo estamos.

Con esa "recomendación" del FMI tiene el Gobierno una buena excusa para echarle una nueva manita a los sufridos banqueros de este país que, llegado el caso, ya sabrá justificar por la vía de que eso "abrirá el grifo del crédito" y "fortalecerá nuestro sistema financiero", monsergas para ingenuos ya imposibles de creer, como casi todo lo que dice este Gobierno mientras hace justo lo contrario.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario