Ir al contenido principal

Sánchez entre todas las mujeres

No lo voy a negar: a despecho de algunos, el gobierno que ha ido conformando Pedro Sánchez en los últimos días y que hoy será oficial, no tiene nada que ver con el "Ejecutivo Frankenstein" que vaticinó Rajoy en el debate de la moción de censura que ha terminado enviándolo definitivamente a casa. Tal vez sea algo más nutrido en número de carteras de lo que sería recomendable en un país en el que este tipo de alegrías públicas no tienen una buena acogida entre los ciudadanos, después de las penurias provocadas por la crisis. Creo que no hubiera afectado a la eficacia de la acción de gobierno mantener unidas algunas carteras o unir las de nueva creación a algunas de las ya existentes. Dicho lo anterior, el perfil general con el que Sánchez se propone gobernar se aleja por fortuna del reparto de cargos entre los pesos pesados o las familias del partido y se aproxima de manera acertada al ámbito del mérito y la experiencia. Es cierto que hay algunos nombres de mucho lustre público en el socialismo español pasado y presente como los de Borrell, Calvo, Robles, Ábalos o Batet. Sin embargo son clara minoría frente a otros mucho más desconocidos pero de larga trayectoria en puestos de alta responsabilidad pública en la Administración, la Justicia o las instituciones

Aunque creo mucho más en la capacidad que en las cuotas, hay que resaltar el elevado número de ministras frente al de ministros, aportándole así una de sus notas más características: la amplia participación femenina en asuntos de mucho peso político como la hacienda pública, la economía, la sanidad, la justicia o la administración territorial. Que Sánchez quiere convertir las políticas de igualdad en una seña de identidad de su Gobierno lo pone de manifiesto la recuperación de un ministerio propio que dirigirá alguien con la experiencia de Carmen Calvo quien, además, será la única vicepresidenta. En este organigrama gubernativo que hemos ido conociendo hay mensajes claros en varias direcciones y el apoyo a las políticas de igualdad y género es evidente que se trata de uno de ellos. Pero también lo es el que se envía a los independentistas catalanes designando a Josep Borrel como ministro de Asuntos Exteriores y a Meritxel Batet - ambos de procedencia catalana - como responsable de Administración Territorial. Que Sánchez ha dado en la diana con esos dos nombramientos lo demuestra la reacción de Carles Puigdemont desde su retiro berlinés. 

Foto: El Periódico
Si había preocupación por lo que pudiera decir la siempre quisquillosa Comisión Europea sobre el nuevo Gobierno español, el presidente ha designado para el Ministerio de Economía a Nadia Calviño, una alta funcionaria de la Unión Europea llamada a calmar a los adustos comisarios. No es ironía decir que el nombramiento de Pedro Duque como ministro de Ciencia es una decisión de altos vuelos después de años de recortes en investigación y fuga de cerebros con el Gobierno del PP. En resumen y a falta aún de algunos nombres cuando escribo este post, estamos ante un Ejecutivo suficientemente cualificado y experimentado para afrontar el reto que tiene por delante, que no es menor. 

Sabido es - como dicen en la bolsa - que ganancias pasadas no garantizan ganancias futuras y, en política, una buena trayectoria al servicio de lo público se puede truncar si las circunstancias no acompañan o se toman las decisiones equivocadas. Por eso no conviene aún subirse al globo de la euforia sino esperar a conocer los primeros pasos del nuevo Gobierno para ir valorando su gestión. Y sin ánimo de ser aguafiestas, que no olvide nadie la precariedad y heterogeneidad de los apoyos con los que cuenta Pedro Sánchez y la oposición beligerante que con toda seguridad harán el PP y Ciudadanos. Solo si Sánchez y su gabinete consigue ir sorteando esos dos escollos habrá Gobierno hasta 2020, pero si lo que se produce es el bloqueo, la parálisis y el desconcierto sería un grave error no convocar a los ciudadanos a las urnas. En todo caso, alea iacta est. 

Comentarios

  1. Todos estos ministros no se buscan en un dia,está trabajado con tiempo,lo digo por los puestos de aguno as,sus currículos son extraordinario para compendar el corto que tiene el Señor Sánchez

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más visitadas

¿Hacia una democracia sin partidos políticos?

"La era de la democracia de partidos ha pasado". Así de contundente y taxativo comienza Peter Mair su libro "Gobernando el vacío. La banalización de la democracia occidental", (Alianza, 2015). A pesar de que se publicó hace ya tres años, estamos ante una obra que lejos de perder vigencia la ha ganado. En opinión de P. Mair, aunque los partidos permanecen, se han desconectado hasta tal punto de la sociedad y están tan empeñados en una clase de competición que es tan carente de sentido, que no parecen capaces de ser soportes de la democracia. Incide el autor en la creciente devaluación del demos ante una idea de la democracia en la que el componente popular se vuelve irrelevante y hasta superfluo. De esa idea es buen ejemplo la corriente de pensamiento partidaria de poner las decisiones importantes en manos de expertos que no rinden cuentas para evitar que las tomen políticos urgidos por los ciclos electorales.

La lógica reacción de los ciudadanos es la desafección, …

Niño pobre, niño rico

¿Qué futuro tiene un país en el que 8 de cada 10 niños en situación de pobreza seguirán siendo pobres cuando sean mayores y probablemente nunca abandonarán esa condición? ¿Hay esperanza fundada en un país en el que la pobreza se hereda como se hereda una casa o un coche o una colección de arte? Lo ignoro pero dudo que sea muy halagüeña si tenemos en cuenta que, por ejemplo, en España hay cerca de un millón de niños que viven en hogares en los que nadie trabaja y que, probablemente, la mayoría arrastrará de por vida la condición de excluidos sociales. Los datos los acaba de dar a conocer la ONG Save the Children y vuelven a poner el foco en uno de los segmentos de la población más castigados por la crisis y, paradójicamente, más olvidados: los niños.
A los niños pobres de este país la crisis económica, de la que algunos aseguran eufóricos que ya hemos salido, les ha golpeado cinco veces más fuerte que a los niños ricos. Dicho de otra manera, mientras que en los años más duros de la cri…

Niza: no pasarán

¿Y qué puedo decir de lo ocurrido anoche en Niza que no se haya dicho o escrito ya? Podría escribir un emotivo artículo sobre las vidas cegadas de manera irracional y sobre los ciudadanos pacíficos arrollados por un fanático guiando un camión; me podría extender varios párrafos en una sesuda argumentación del cómo, el por qué y el qué pasará ahora; o podría hacer un alegato iracundo contra la barbarie terrorista o contra la desastrosa intervención occidental en Oriente Medio o contra la incapacidad de gobiernos como el francés para integrar a sus ciudadanos de ascendencia árabe y religión musulmana. Podría acusar a Bush, a Blair y a Aznar de haber convertido a Irak en un semillero inagotable de terroristas; podría arremeter contra Rusia por apuntalar en el poder al presidente sirio mientras el país se desangra en una interminable guerra civil que expulsa a sus ciudadanos a la diáspora o a la muerte intentando llegar a Europa. 
Me podría extender en consideraciones sobre los riesgos d…