Ir al contenido principal

Primer aviso electoral


Las elecciones autonómicas de ayer en Andalucía y Asturias ponen sobre la mesa algunas conclusiones provisionales y no pocas preguntas por resolver:

1.- Las encuestas no dieron ni una. Auguraban mayoría absoluta o casi para el PP en Andalucía y aunque Javier Arenas ha ganado, se ha quedado a cinco escaños de conseguirla.

2.- Arenas se queda por cuarta vez a las puertas de gobernar en su comunidad autónoma ¿Lo volverá a intentar dentro de cuatro años o se desdecirá de su promesa de no volver a la política nacional?

3.- La abstención se dispara en Andalucía y Asturias. Hasta una parte de los votantes del PP andaluz se ha quedado en casa, bien porque daba el triunfo por hecho a tenor de las encuestas o bien porque no le convencía ninguno de los candidatos. La gestión política de la crisis y la falta de alternativas que ilusionen no animan precisamente a la participación


4.- José Antonio Griñán, el presidente saliente y entrante si, como se supone, el PSOE e IU alcanzan un acuerdo de gobierno, acertó de pleno posponiendo las elecciones autonómicas para después de las generales. De haberse celebrado el 20N, es muy probable que hoy liderara la oposición en el Parlamento andaluz y Javier Arenas fuera el presidente de la comunidad.


5.- Izquierda Unida dobla los resultados en Andalucía al recoger el voto disgustado con un PSOE que lleva gobernando 30 años esa comunidad autónoma y que aparece envuelto en algunas tramas corruptas como la de los ERE que, sin duda, le ha restado un apoyo considerable.

6.- En Asturias, a pesar del avance del PSOE e Izquierda Unida y la entrada en el parlamento autonómico de UPyD, los ex populares del ahora llamado Foro de Asturias y los populares de ayer y de hoy se entenderán para formar gobierno. No obstante, la situación podría ser diferente si, como espera el PSOE, el voto emigrante le otorga al menos un escaño que le permitiría un pacto a tres bandas con IU y UPyD para formar gobierno en el Principado.

7.- En los resultados electorales de ayer en ambas comunidades autónomas es seguro que deben de haber tenido una influencia decisiva las duras medidas de ajuste y las reformas puestas en marcha por el Gobierno de Mariano Rajoy. Es probable que, desde el punto de vista de su estrategia política,  Rajoy acertara también al posponer la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado hasta después de la cita electoral andaluza. ¿Qué habría pasado de haberlos aprobado antes, de manera que los electores hubieran acudido a las urnas sabiendo con toda exactitud cuál es el alcance del sacrificio que se les exige? Nunca lo sabremos, pero es lícito suponer que los resultados habrían sido menos favorables.

8.- El PSOE saca pecho y resiste la ola popular que ha teñido de azul la práctica totalidad del mapa político español. Sin embargo, la legislatura no ha hecho más que comenzar y mucho deberá cambiar aún este partido para que vuelva a contar con la confianza mayoritaria del electorado. Ese es el reto que los resultados de ayer no pueden ocultar. 

9.- A la vista de los resultados de ayer, el PP tendrá que sacar también sus propias conclusiones: una gestión de la crisis orientada a hacerle pagar sus consecuencias a quienes menos responsabilidad tienen no ha sido un buen comienzo. ¿Rectificará? Ese es su reto.


Comentarios

Entradas más visitadas

Reforma electoral con o sin CC

Coalición Canaria, con el inestimable apoyo de la Agrupación Socialista Gomera, ha dado un paso más para hacer realidad uno de sus objetivos en esta legislatura: impedir de nuevo que se reforme el sistema electoral. Su renuencia a presentar propuestas de reforma, su filibusterismo parlamentario y su aferramiento al mantra de la triple paridad como el bálsamo de Fierabrás para las islas no capitalinas, ha dado su primer fruto: no habrá reforma en Canarias. Si desde que se puso en marcha la comisión de estudio primero y la ponencia después eran más que dudosas las ganas de los nacionalistas de cambiar nada de ese sistema, los hechos han terminado corroborando aquellos recelos. Primero fue la pega de que el "colegio de restos " era poco transparente; después, y cuando los otros partidos ya desesperaban de que los nacionalistas hicieran alguna aportación, se descolgaron con una reforma de bolsillo para guardar las apariencias a sabiendas de que sería rechazada. Por último, cuan…

Mario Vargas Llosa y el liberalismo

No es mucho lo que el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa aporta a la ciencia política con su último libro titulado "La llamada de la tribu" (Alfaguara, 2018), que acabo de leer. Se trata de un trabajo próximo al panfleto en ocasiones, en el que hace un  bosquejo superficial de la obra y  figura de unos cuantos prohombres del pensamiento liberal desde Adam Smith a Jean - François Revel, pasando por Ortega y Gasset, Hayek, Popper, Aron y Berlin. Ni en lo personal aporta el gran escritor ninguna noticia nueva sobre su opción política, ni en lo doctrinal propiamente dicho hay ningún punto de vista original o renovador del pensamiento liberal. De cada uno de los seleccionados se limita a espigar unas cuantas ideas que no por casualidad son casi siempre las mismas en todos ellos: la libertad y  el riesgo de que un Estado demasiado poderoso la sustituya por la tiranía totalitaria. 
Que proclame que el liberalismo es el único sistema político que garantiza las libertades democr…

Montoro y el milagro de las pensiones

Tengo escrito en este blog que Montoro es un mago de las finanzas públicas, aunque hay quienes prefieren llamarlo tramposo. Solo hay que leer lo que ha dicho sobre el dinero público empleado en el referéndum independentistas y lo que dice ahora, pasando de "ni un euro" a "pudo haber falseamiento". En todo caso, al ministro de Hacienda solo hay que frotarle un poquito la calva, como a la lampara maravillosa, y enseguida brota petróleo de las piedras. Eso sí, tiene que interesarle políticamente a él o al presidente del Gobierno del que forma parte. Y para que le interese hay que darle argumentos de mucho peso, como por ejemplo, apoyar unos presupuestos del Estado que le permitan a él y a su jefe permanecer en el poder dos interminables años más. Atrapados entre la  minoría parlamentaria, las protestas de los pensionistas, las cremas antiarrugas de Cifuentes y el ascenso de Ciudadanos, no están en el PP estos días para muchas fiestas y menos para la de la democracia …