Ir al contenido principal

Merkel über alles

Ahí los tenemos de nuevo: los jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea osando hollar las alfombras comunitarias en las que ha pisado la canciller alemana Angela Merkel. Nueva cumbre europea en Bruselas para escenificar una vez más y ad nauseam la pleitesía a las políticas de masoquismo fiscal que impone Berlín. ¡Eureka! gritó en griego un comisario europeo – da lo mismo cuál – cuando hace un par de días se alcanzó un acuerdo para crear un supervisor bancario único de los países de la zona euro al que podrán adherirse otros países de la Unión que lo deseen. 

Dado que se trata de que el todopoderoso – con permiso de Alemania – Banco Central Europeo meta aún más las narices en las cuentas de los sistemas financieros nacionales, el Reino Unido, Suecia y la República Checa ya han dicho no, gracias. No podrán hacer lo mismo los países del euro como España en donde el citado supervisor controlará el 90% del sistema financiero, de lo que cabe concluir que el Banco de España puede ir empezando a preparar los papeles para convertirse en una fundación benéfica o similar. 


Con todo, de las 6.000 entidades financieras que hay en la Unión Europea, el mencionado supervisor sólo controlará unas 150, todas aquellas que superen los 30.000 millones de euros en activos. Entre las que no controlará estarán las más de 400 cajas de ahorro alemanas que, aunque no alcanzan por separado ese límite, suman todas juntas en torno al billón de euros, algo así como el Producto Interior Bruto de España. 


¿Y eso por qué? Pues porque Merkel no quiere, sencillamente y no se hable más. Buena es ella para permitir que anden otros husmeando en las cuentas de sus cajas de ahorro, de las que se sospecha que están también atiborradas de activos tóxicos y no vaya a ser que se vea obligada a liquidarlas o a pedir un rescate, menuda vergüenza tendría que pasar. 

Logrado este triunfo, la insaciable Merkel acaba de propinarle otro bofetón a las tímidas esperanzas de países como España de crear un fondo para financiar la prestación por desempleo ahora que las cuentas de la Seguridad Social se colorean de rojo intenso gracias a la reforma laboral.

Nein, ha dicho Merkel y, no lo ha dicho pero seguro que lo ha pensado, que se las apañen solos esos haraganes del sur que sólo piensan en vacaciones y puentes. Como considera que el plan en cuestión sería un pozo sin fondo, ha propuesto una suerte de rescate de parados consistente en que, quien quiera dinero para hacer frente al pago por desempleo, que firme contratos bilaterales con Bruselas y apechugue con las inevitables condiciones derivadas – vulgo más recortes a mansalva. Tras lo cual ha aparecido en la tele Mariano Rajoy ataviado con bufanda al cuello y ha dicho que “en una negociación nunca se puede obtener el cien por cien” -, salvo que seas Merkel, claro. 

Pero una cosa es obtener el cien por cien y otra bien distinta es no obtener nada de nada y eso exactamente es lo que ha conseguido Rajoy a pesar de ser un aventajado alumno merkeliano: un palo y ni un brote verde de zanahoria. Así se construye la Europa de nuestros días, la ganadora del Premio Nobel de la Paz: con Merkel über alles y el resto unter Merkel.

Comentarios

Entradas más visitadas

Un cuento nacionalista

Cuando llega Navidad o se aproximan unas elecciones, los más viejos del lugar reúnen a los nietos y al resto de la familia en torno al fuego y cuentan una extraña y antigua historia. Aseguran que viene de sus abuelos, quienes a su vez la recibieron de los suyos. Abreviando, porque el relato tiene más capítulos que "Las mil y una noches", la historia es más o menos como sigue. Había en tiempos remotos y míticos un archipiélago al que los antiguos, después de unos cuantos vinos añejos y sin rebajar, llamaron Islas Afortunadas. En ese archipiélago, llamado también Islas Canarias, gobernaba un partido político conocido como Coalición Canaria. Su objetivo y razón de ser era sacarle los cuartos al gobierno de Madrid, del que dependía políticamente el archipiélago del cuento. Lo que hacían con los cuartos que conseguía lo explico otro día para no extenderme demasiado.

Nunca obtuvo ese partido votos suficientes para gobernar en solitario, pero siempre supo arreglárselas muy bien par…

Sondea, que algo queda

Ni me enfría ni me caliente que el PSOE se "dispare", que Podemos se "hunda" o que el PP y Ciudadanos "empaten" en la encuesta electoral publicada  este miércoles por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Ni siquiera los contundentes términos empleados por los medios para atraer visitas a sus ediciones digitales pueden con mi escepticismo. Que me perdonen los estadísticos, pero mi nivel de confianza en sus proyecciones de voto lleva tiempo bajo mínimos. Las causas son varias, pero la principal es el escaso grado de acierto de esos sondeos cuando llega la hora de la verdad y los ciudadanos se expresan en las urnas. Aunque me ha dado un  poco de pereza comprobarlo, supongo que los medios estarán plagados de sesudos análisis sobre las causas y consecuencias de los datos de la encuesta del CIS. Imagino también que tendremos, como en botica, explicaciones para todos los gustos, desde quienes auguran elecciones anticipadas para pasado mañana hasta qu…

Casado se sale por la derecha

Lo podrán vestir los analistas de la  caverna como mejor les parezca, pero el giro radical más hacía la derecha del PP con Pablo Casado al frente es difícilmente disimulable. Así las cosas y, se miren como se miren, esta no es una buena noticia para el país y, si me apuran, ni siquiera para el PP. Las conquistas sociales que se pensaban consolidadas han sido puestas claramente en cuestión por el joven líder de los populares durante la campaña de las primarias y en el Congreso de su partido; los avances hacia la modernidad de un país que venía de décadas de atraso con respecto a nuestro entorno, de pronto se tambalean ante el discurso de Casado. Sacar a pasear a estas alturas del siglo XXI la ley de supuestos para el aborto, desdeñar la eutanasia sin más matizaciones o rechazar la improrrogable necesidad de que las víctimas de la dictadura franquista reciban el resarcimiento que la democracia española les debe, no tiene nada de renovación y sí mucho de involución. Llamar renovación a s…