Ir al contenido principal

El verdadero objetivo de los Presupuestos

Los presupuestos son el espejo de las intenciones políticas de un gobierno y los que se presentaron el sábado en el Congreso reflejan con toda claridad las del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy. De nuevo se apuesta por el recorte del gasto frente al incremento de los ingresos y de nuevo se cava un poco más en el ya profundo hoyo en el que está hundida la economía española. 

De las cuentas públicas presentadas el sábado lo único creíble son los nuevos recortes en inversión pública que generarán más desempleo hasta rondar previsiblemente el 25% de la población activa, la congelación de los salarios públicos que enfriarán más el consumo y el nuevo tijeretazo en servicios básicos como la sanidad. Así y todo, no serán estos los únicos ni los últimos recortes si como es de temer España termina pidiendo el rescate, en cuyo caso, los libracos entregados el sábado en el Congreso se convertirán en puro papel mojado.

Por la parte de los ingresos, los presupuestos del año que viene no pasan de la mera declaración de intenciones: presuponer que en un escenario de recesión, desempleo y consumo congelado crecerán los ingresos es como creer en el milagro de los panes y los peces. Igual de ilusorio es suponer que con la aplicación de estos presupuestos la economía española sólo caerá el año que viene un 0,5%, en contra del parecer de la inmensa mayoría de los analistas y organismos internacionales. 
 
A la vista de la situación tampoco es creíble, como afirma el Gobierno, que se cumpla este año el sacrosanto objetivo del déficit y mucho menos el del año que viene y todo eso a costa de inmensos e inútiles sacrificios que una vez más recaen sobre los de siempre. Añádase que en 2013 destinaremos 38.000 millones de euros a pagar la deuda, más de lo que se destinará a gastos de personal, a pesar de lo cual deberemos a nuestros prestamistas prácticamente lo mismo que ganamos gracias a la generosa ayuda que recibirán los menesterosos bancos que han conseguido que entre todos paguemos sus pufos inmobiliarios sin que ello vaya a servir tampoco para que de una vez abran el grifo de los créditos.


Ese es, a grandes rasgos, el cuadro macroeconómico que dibujan estos maquillados presupuestos estatales que el Gobierno ha intentado endulzar anunciando una subida del 1% de las pensiones pero sin querer aclarar por evidentes razones electoralistas si las revalorizará de acuerdo con el alza del IPC, disparado a raíz de la subida del IVA.

Frente a las advertencias nada menos que del FMI y de la Comisión Europea en el sentido de que Rajoy se está pasando de frenada con sus recortes sin compensarlos con medidas que reactiven la economía, el Gobierno hace oídos sordos y se muestra completamente decidido a aprovechar la crisis para convertir en grato recuerdo del pasado el estado del bienestar por la vía de su acoso y derribo y su entrega en bandeja de plata a intereses privados. Con estos presupuestos, el PP da un nuevo y decidido paso en esa dirección y delata con claridad cuáles son sus verdaderas intenciones.

Comentarios

Entradas más visitadas

Reforma electoral con o sin CC

Coalición Canaria, con el inestimable apoyo de la Agrupación Socialista Gomera, ha dado un paso más para hacer realidad uno de sus objetivos en esta legislatura: impedir de nuevo que se reforme el sistema electoral. Su renuencia a presentar propuestas de reforma, su filibusterismo parlamentario y su aferramiento al mantra de la triple paridad como el bálsamo de Fierabrás para las islas no capitalinas, ha dado su primer fruto: no habrá reforma en Canarias. Si desde que se puso en marcha la comisión de estudio primero y la ponencia después eran más que dudosas las ganas de los nacionalistas de cambiar nada de ese sistema, los hechos han terminado corroborando aquellos recelos. Primero fue la pega de que el "colegio de restos " era poco transparente; después, y cuando los otros partidos ya desesperaban de que los nacionalistas hicieran alguna aportación, se descolgaron con una reforma de bolsillo para guardar las apariencias a sabiendas de que sería rechazada. Por último, cuan…

Mario Vargas Llosa y el liberalismo

No es mucho lo que el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa aporta a la ciencia política con su último libro titulado "La llamada de la tribu" (Alfaguara, 2018), que acabo de leer. Se trata de un trabajo próximo al panfleto en ocasiones, en el que hace un  bosquejo superficial de la obra y  figura de unos cuantos prohombres del pensamiento liberal desde Adam Smith a Jean - François Revel, pasando por Ortega y Gasset, Hayek, Popper, Aron y Berlin. Ni en lo personal aporta el gran escritor ninguna noticia nueva sobre su opción política, ni en lo doctrinal propiamente dicho hay ningún punto de vista original o renovador del pensamiento liberal. De cada uno de los seleccionados se limita a espigar unas cuantas ideas que no por casualidad son casi siempre las mismas en todos ellos: la libertad y  el riesgo de que un Estado demasiado poderoso la sustituya por la tiranía totalitaria. 
Que proclame que el liberalismo es el único sistema político que garantiza las libertades democr…

Montoro y el milagro de las pensiones

Tengo escrito en este blog que Montoro es un mago de las finanzas públicas, aunque hay quienes prefieren llamarlo tramposo. Solo hay que leer lo que ha dicho sobre el dinero público empleado en el referéndum independentistas y lo que dice ahora, pasando de "ni un euro" a "pudo haber falseamiento". En todo caso, al ministro de Hacienda solo hay que frotarle un poquito la calva, como a la lampara maravillosa, y enseguida brota petróleo de las piedras. Eso sí, tiene que interesarle políticamente a él o al presidente del Gobierno del que forma parte. Y para que le interese hay que darle argumentos de mucho peso, como por ejemplo, apoyar unos presupuestos del Estado que le permitan a él y a su jefe permanecer en el poder dos interminables años más. Atrapados entre la  minoría parlamentaria, las protestas de los pensionistas, las cremas antiarrugas de Cifuentes y el ascenso de Ciudadanos, no están en el PP estos días para muchas fiestas y menos para la de la democracia …