Ir al contenido principal

Mariano for ever

“Sí, es cierto que el PP se financiaba con dinero negro”. Literalmente lo dijo ayer Ricardo Costa, el que fuera secretario del PP valenciano, en el juicio a la rama de la Gürtel en esa comunidad. Ha dicho también que Francisco Camps, quien fuera presidente valenciano apoyado por Rajoy hasta que la Justicia lo condenó por corrupto, pidió organizar actos “complementarios” a los mitines del presidente en la plaza de toros que se terminaron pagando con dinero negro que pusieron los empresarios. No ha sido Costa el único que en los últimos días ha puesto negro sobre blanco las andanzas del PP para financiarse. Los empresarios acusados en la Gürtel que hace una semana declararon en la Audiencia Nacional, admitieron también haber pagado dinero en b a la trama corrupta liderada por Francisco Correa. Pedro J. Ramírez, director de EL ESPAÑOL y ex de EL MUNDO, compareció el martes en la comisión del “caso Bárcenas” del Congreso y dejó caer algunas perlas cultivadas. Durante las más de tres horas que duró su comparecencia dijo, entre otras cosas, que todo el relato del ex tesorero del PP que él publicó en EL MUNDO con el título “Cuatro horas con Bárcenas”  y que – según afirma – le costó el puesto, conducía directamente al despacho de Mariano Rajoy. El periodista aportó más de una veintena de documentos que vendrían a certificar la trama de financiación ilegal del PP de la que Mariano Rajoy nunca ha oído hablar ni ha sospechado. “A nosotros nunca nos dijeron nada”, ha soltado en una entrevista radiofónica.
Este es, a muy grandes rasgos, el panorama judicial en el que sigue metido el PP. Solo que desde hace meses este tipo de escandalosas revelaciones pasan bastante desapercibidas en los medios de comunicación, pendientes un día sí y al otro también de si Puigdemont va, viene, dice o calla. Sin duda, la crisis catalana le está sirviendo al PP de paraguas pero no le está impidiendo que se moje por los agujeros de la Gürtel. Las encuestas tampoco es que se les hayan puesto de cara y los presupuestos que lleva amagando con presentar desde el año pasado, siguen en algún cajón ignoto del despacho de Montoro por falta de apoyos suficientes. El PNV se ha puesto exquisito con el 155 en Cataluña y Ciudadanos, que empieza a sentir la erótica del poder en forma de ascenso espectacular en los sondeos, está poniendo cada vez más caro su apoyo a unos eventuales presupuestos. Ahora, por ejemplo, le exige que se desprenda de la senadora Barreiro, imputada por cinco delitos en el “caso Púnica”. De manera que entre su minoría parlamentaria, la corrupción y la incertidumbre sobre si Puigdemont volverá a casa en el maletero de un coche, sobre las aspas de un helicóptero o en la bodega de un barco, el pulso político de este país parece en letargo indefinido: ni proyecto de presupuestos, ni financiación autonómica ni impulso legislativo ni salida para Cataluña. Sólo algunos datos macroeconómicos informan de que el país no ha entrado aún en coma profundo pero debe estar cerca. Por cierto, por la necesidad de legislar para resolver la brecha salarial entre hombres y mujeres tampoco se le puede preguntar: "No nos metamos ahora en eso", ha dicho en esa entrevista en radio, ignorando que en otros países sí se han tomado medidas legislativas para corregir ese desequilibrio que él, sin embargo, no estima que sea de su competencia. En este contexto de encefalograma político plano es en el que Mariano Rajoy ha dicho en Onda Cero que intentará repetir como candidato a La Moncloa. ¿Apuestan algo a que lo será? 

Comentarios

  1. Buenos días.
    Lo será y ganará porque a sus seguidores poco le importa todo lo que dices. Y a mí, a estas alturas de la película (españolada que se decía) lo que me importa es que devuelvan lo robado, que medio cumplan las condenas (porque no confío en que sea de verdad) y que este país vuelva a la normalidad, que hablemos de cosas importantes, no de estos descerebrados, que ni para robar han servido.
    Gracias por tus reflexiones.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es terrible. Muchos de sus seguidores ni siquiera creen que haya corrupción en el PP y para otros muchos son los demás los que le impiden hacer a Rajoy. Buena parte de este país vive narcotizado por el fútbol y la tele basura y quejándose de los políticos, pero sin hacer nada para echar de la vida pública a tanto mangante y a tanto inútil. Gracias.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas más visitadas

Cuenta atrás para Sánchez

El plazo de gracia que por cortesía se concede a los nuevos gobernantes para que formen equipo, aclaren sus ideas y fijen sus prioridades toca a su fin para Pedro Sánchez. El presidente lleva tres meses en La Moncloa y lo mejor que se puede decir de su ejecutoria es que lo único que parece moverle es el deseo de seguir en el puesto. Sus primeros pasos con Cataluña fueron prometedores por cuanto apaciguaron el tenso clima político. No obstante, la evidente ausencia de una clara hoja de ruta y la contumacia de un independentismo dispuesto a persistir en sus tesis, han llevado a Sánchez a cometer algunos errores de bulto, entre ellos dudar sobre la conveniencia de defender al juez Llarena tras la denuncia de Puigdemont. Al presidente se le nota demasiado que hace lo imposible para no incomodar al independentismo, hasta el punto de que se aviene a la obscenidad de poner sobre la mesa la posibilidad de influir sobre la Fiscalía para que sea comprensiva con los líderes del procès en prisió…

Montón en la cuerda floja

El ruidoso silencio con el que el PSOE y el Gobierno han acogido los apuros de la ministra Montón con su máster en la Universidad Rey Juan Carlos - dónde, si no - hace presagiar que Carmen Montón tiene las horas contadas al frente de Sanidad. Me atrevería a decir, aunque puede que me equivoque, que lo único que falta para que se produzca el cese o la dimisión es que Pedro Sánchez encuentre a quien la sustituya al frente de una cartera de mucho peso social en un Gobierno que presume de social. No se trata ahora tanto de entrar en la enredina relativa a los matices sobre las circunstancias en las que Montón obtuvo su máster en Igualdad. Se trata, en líneas generales, de discernir si la aún ministra fue consciente de que estaba recibiendo un trato de favor por parte de una universidad pública, ya tristemente famosa por su afición a entregar másteres a dirigentes políticos que ni siquiera se molestan en cubrir las apariencias. 
La Rey Juan Carlos está pidiendo a gritos una auditoría exte…

El funambulismo de Sánchez

La vocación política de Pedro Sánchez parece ser la de vivir de forma permanente en el alambre, rectificar sus propias palabras o las de sus ministros y lanzar anuncios a los cuatro vientos para desdecirse de ellos o modificarlos a las primeras de cambio. Se trata de una suerte de funambulismo político que tiene a los ciudadanos a medio camino entre el desconcierto y el hastío. El último de esos anuncios ha sido el de la modificación exprés de la Constitución para eliminar la figura de los aforados. No digo que no sea necesario hacerlo, si bien la propuesta de Sánchez es tan limitada que apenas afectaría a una mínima parte de los 250.000 aforados que hay en España y siempre y cuando el caso no esté relacionado con su actividad política sino con su vida privada. Lo que cuestiono son las formas: estamos hablando de modificar la Carta Magna, no una ley cualquiera, y esa es una tarea que antes de acometerla conviene sopesarla y discutirla sin urgencias electoralistas o de otro tipo de po…